El Banco de España da la razón a CSI-F: los contratos a tiempo parcial deben tratarse como “situación de desempleo”
En los últimos diez años, estos contratos se han instaurado peligrosamente y de ahí la necesidad urgente de frenarlos. “Si no hay empleo de calidad no hay recuperación económica”, denuncia Manuel González Molina, presidente de CSIF-EPE
28 de Junio de 2017

CSI-F, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, está de acuerdo con el Banco de España: los contratos a tiempo parcial involuntario son “empleo precario” y deberían tratarse a nivel estadístico “como una situación de desempleo”. La prueba la tenemos en las empresas públicas estatales con la situación de Correos, donde abunda la contratación temporal. Y de los contratos que se realizaron este año en el mes de abril, 273 fueron a tiempo parcial y, a falta de otra alternativa, a los trabajadores no les quedó más remedio que aceptarlos.

Por lo tanto, CSI-F agradece que el Banco de España haya dado un toque al Gobierno, porque ese tipo de contratos (que, en principio, eran excepcionales) se han asentado peligrosamente. Es más, el Banco ha llegado a esta conclusión tras un informe titulado ‘Medidas alternativas de desempleo para la economía española’ en el que se constata que este tipo de contratos, que suponían un 11,7% a finales de 2006, han avanzado hasta un 15,3% diez años después.

“Si no hay contratos de calidad, no hay recuperación económica”, denuncia Manuel González Molina, presidente del Sector EPE (Empresas Públicas Estatales) a nivel nacional, que también se manifiesta en los sueldos. De hecho, así lo prueba la Encuesta Anual de Estructura Salarial del INE (Instituto Nacional de Estadística) en el que se certifica que la retribución por hora en el empleo a jornada completa es de 15,7 euros de media frente a los 10,6 a tiempo parcial. De ahí la exigencia urgente por parte de CSI-F de frenar este tipo de contratos, “porque, además, hay gente a la que le parte en dos”, según nuestro presidente, “pues no dan ni siquiera opción a elegir horario”.