CSI-F celebra que en IFEMA cambien las reglas de juego
La nueva enmienda de los PGE le permitirá efectuar, finalmente, las contrataciones que necesite y subir los salarios al tratarse de una empresa pública con beneficios
27 de Junio de 2017

Las reglas de juego cambian en una empresa pública como IFEMA. Así interpreta CSI-F, sindicato mayoritario en las administraciones públicas y con una presencia creciente en el sector privado, la enmienda adicional 118 de los Presupuestos Generales del Estado, que permitirá que las empresas públicas, “que cumplan los requisitos de la disposición adicional 14 de la Ley 27/2013 de 27 de diciembre de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local”, se rijan “por sus propios estatutos y no por la administración pública de adscripción en material salarial y de contratación”.

Para CSI-F, no tenía ningún sentido que en una empresa como IFEMA que da beneficios actuase como si tuviese pérdidas. No pudiese hacer contrataciones (más allá de la tasa de reposición del personal que se hubiese jubilado el año anterior) ni subir los salarios del personal por encima del 1% que marca la Ley de Presupuestos. Porque IFEMA es una empresa que no sólo no recibe subvenciones, sino que tampoco tiene endeudamiento. Es más, su actividad ferial es de 2.000 millones de euros, alrededor del 2 por ciento del PIB (Producto Interior Bruto) regional.

Por lo tanto, como tantas veces se ha preguntado Pablo Corrales, nuestro delegado sindical, “¿qué sentido tiene que con esos números IFEMA no pueda llevar a cabo las contrataciones que hacen falta, tenga que subcontratarlas y actuar como si fuese una empresa con pérdidas?” De ahí que la enmienda 118 de los Presupuestos Generales del Estado no sólo signifique un balón de oxígeno para IFEMA. También ayuda a cambiar las reglas de juego en una empresa que da lugar a 40.000 empleos directos e indirectos a lo largo del año.