CSI·F denuncia el desconcierto en la entrega de notificaciones administrativas
CSI·F ha denunciado ante Correos el desconcierto que está generando la precipitada planificación y gestión en la entrega de las notificaciones administrativas realizada por esta Sociedad Estatal.
17 de Noviembre de 2016
Entreg de Notificaciones Administrativas

CSI·F no puede quedar impasible ante la desorganización y caos que estamos viviendo con el tema de las Notificaciones Administrativas, desde que entró en vigor el 3 de octubre de 2016, después de un año desde la publicación en el BOE del día 2 de octubre de 2015 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Indudablemente, Correos ha tenido más que tiempo suficiente para preparar la modificación de la ley en la entrega de notificaciones. Pero ya nos tiene acostumbrados la empresa que su sempiterna forma de actuar es ir a matacaballos, sin orden ni concierto, y con normativa propia en cada Unidad según lo que estime oportuno cada jefe.

Se han realizado contrataciones para la entrega por las tardes de las notificaciones, pero los responsables les han obligado a llevar todo tipo de envíos para su entrega en este horario, a pesar de ser contratados exclusivamente para las notificaciones y obligados a entregar todas ellas en el reparto. Estos trabajadores tienen amplias zonas, que tienen que realizar a pie.

Desde CSI·F, ya no hablamos solo de este absurdo despropósito -que la empresa anunció provisional hasta el 31 de diciembre de 2016-, sino también de la alarmante propuesta que está rumiando Correos para incorporar LA JORNADA PARTIDA para el personal, con el propósito de ahorrarse jornadas, horas extraordinarias e, incluso, las contrataciones temporales.

CSI·F denuncia este tremendo dislate y no va a permitir que suceda en Correos. Reclamamos una negociación inmediata con la empresa para dar una solución real, definitiva y coherente, que beneficie tanto a trabajadores como a la Sociedad Estatal. Cualquier iniciativa unilateral que imponga la empresa a los trabajadores encontrará una respuesta contundente de CSI·F, proyectando movilizaciones conjunta con el resto de organizaciones sindicales.