S.M el Rey Don Juan Carlos recibirá en el día de hoy en audiencia al presidente de CSI-F
23 de Octubre de 2012
El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F),Miguel Borra, trasladó esta tarde al Rey Don Juan Carlos la necesidad de pasar página a los recortes en las Administraciones Públicas y el colectivo de empleados públicos y adoptar, de una vez por todas, medidas que mejoren la eficiencia del gasto.
En el transcurso de una audiencia, en nombre de CSI-F, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas, trasladó al Jefe de Estado la necesidad de impulsar entre todas las fuerzas políticas y agentes sociales un Pacto de Estado para modernizar las AA.PP, garantizar su neutralidad e independencia ante los diferentes Gobiernos y preservar las señas de identidad que las han caracterizado durante estos años de democracia.

Desde CSI-F se niega que Servicio Público sea sinónimo de déficit, dado que el porcentaje de gasto público en España es inferior al de muchos países de nuestro entorno, como Alemania, Francia, Italia, Dinamarca o Suecia. “El problema no es el tamaño del gasto público sino su eficiencia. Se ha generado un gasto ineficaz, ineficiente e innecesario”, destaca Borra.

Y es que para CSI-F, la crisis se ha visto agravada por la politización de las administraciones y la gestión irresponsable de políticos que han creado una administración paralela con entes, fundaciones y empresas públicas, algunas de ellas no necesarias, para ocultar el déficit y escapar al control administrativo.

De la misma manera, advierte de que se han multiplicado los asesores, los puestos de libre designación y los gastos superfluos asociados a estos puestos, lo que servido para confundir de manera interesada a la sociedad, desprestigiando la imagen y la profesionalidad de los empleados públicos.

Parafraseando al Nobel de Economía FinnKydland, Miguel Borra recalca que “un país es lo que no cambia después de que cambie el Gobierno” y en este sentido, nuestra Constitución otorga a la Administración Pública la función de servir con objetividad los intereses generales y actuar de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho.

“Los empleados públicos, un amplio y comprometido colectivo de médicos, policías, carteros, bomberos enfermeros, militares, administrativos, jueces, etcétera creemos firmemente en este modelo y trabajaremos de manera firme y decidida para preservarlo”, subraya Borra. Borra agradeció la oportunidad del encuentro y el interés del Jefe del Estado por la situación de los servicios públicos y empleados públicos, dos millones quinientos mil empleados públicos de toda España y sus familias, “que viven con angustia determinadas decisiones políticas”.