CSIF hace un llamamiento a las familias para que no secunden la huelga de los deberes en casa
“Es una iniciativa descabellada que deja al profesorado al pie de los caballos”
04 de Noviembre de 2016

El presidente del sector de Educación de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, Mario Gutiérrez, hizo hoy un llamamiento a la serenidad de las familias y que hagan caso omiso al llamamiento a la huelga de los deberes en casa.

Para CSIF, “es una iniciativa descabellada que pone” al profesor al pie de los caballos”. “Es lícito pedir un debate sobre los deberes escolares para que se debata en los ámbitos pedagógicos, pero otra cosa muy diferente es llevar a los alumnos a incumplir las instrucciones y tareas que el profesorado tiene dentro de su programación educativa, un proceso dirigido a favorecer la mejora de las habilidades”, subrayó.

Además, CSIF recuerda que los propios centros educativos tienen mecanismos para establecer un diálogo entre todas las partes implicadas, si bien, en estos momentos no hay ningún informe que justifique de manera objetiva la sensación de que hay muchos deberes.

En este sentido, CSIF aprovecha el inicio del nuevo Gobierno para impulsar de manera definitiva un pacto de Estado y la derogación de los decretos de recorte en materia educativa que permita abordar otras cuestiones, como la necesidad de reducir la ratio de alumnos por clase, para que los profesores puedan atender de manera individualizada, que haya un incremento de plantillas y en líneas generales un incremento de la inversión y de la calidad en la Educación.

Según una encuesta realizada estos días por CSIF sobre un colectivo de 30.000 docentes, el 57 por ciento asegura que los propios padres y madres les reclaman deberes para sus hijos y la inmensa mayoría (un 94 por ciento) considera que los deberes contribuyen a la mejora del aprendizaje.