La Educación pierde en junio 51.186 docentes, la cifra más alta de los últimos ocho años
Reclamamos una tasa de reposición superior al 100 por cien y el cobro de - retribuciones durante los meses de verano, como sucedía hasta 2010
04 de Julio de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, valora de manera positiva el descenso en las cifras del paro conocidas hoy, si bien, el carácter estacional y la precariedad de los nuevos contratos de trabajo, evidencian la debilidad de nuestras políticas de empleo.

Por otra parte, CSIF llama la atención sobre la pérdida de 51.186 empleos en el sector de la Educación, la cifra más alta en el mes de junio de los últimos ocho años, lo que confirma los altos niveles de interinidad que sufren los profesionales de este ámbito y nos reafirma en nuestras reivindicaciones: establecer una tasa de reposición superior al cien por cien conforme a un plan de recursos humanos que cubra todas las necesidades; abonar las retribuciones de los interinos durante los meses de verano, como sucedía hasta 2010.

Los datos de los últimos años en el mes de junio son los siguientes: 51.186 (2016); 45.630 (2015); 39.032 (2014); 33.770 (2013); 38.084 (2012); 35.667 (2011); 34.296 (2010) y 32.463 (2009). En 2008, año en el que comenzó la crisis se alcanzó la cifra record de 69.229 bajas en un mes de junio.

En el sector de la Educación, este descenso se produce cada año coincidiendo con las vacaciones de verano. No obstante, desde CSIF rechazamos que un ámbito fundamental de nuestro Estado del Bienestar se convierta en un sector de empleo estacional, tal y como ocurre, por ejemplo con la hostelería o el campo.

Por este motivo, reclamamos al Gobierno en funciones que, de manera consensuada con las principales fuerzas políticas, comience a diseñar la oferta de empleo público, teniendo en cuenta que el proyecto de Presupuestos generales del Estado, tradicionalmente se presenta después del verano. En nuestra opinión, esta oferta de empleo público debe ser aprobada sin el tradicional límite o tasa de reposición del personal jubilado.

CSIF SUSPENDE A LOS POLÍTICOS EN EL CURSO ACADÉMICO

Por otra parte, CSIF da un suspenso a los políticos en el actual curso académico, teniendo en cuenta de que han sido incapaces, en la breve legislatura anterior, de derogar los Reales Decretos de recorte todavía en vigor, pese a que contaban con una mayoría parlamentaria que podría haberlo hecho posible.

Ello hubiera permitido a las comunidades autónomas incrementar sus presupuestos en este ámbito y afrontar medidas como incrementar las plantillas, reducir el horario lectivo de los profesores, reducir las ratios de alumnos por aula, evitar los descuentos en la nómina por baja médica y en definitiva, mejorar las condiciones de la Educación.

Sin embargo, unos por inmovilismo y otros por plantear la derogación de la LOMCE de manera inmediata, conscientes de su imposibilidad legal a corto plazo, hacen que afrontemos el nuevo curso con los recortes en vigor, la Ley educativa ‘en pañales’, y sin ningún avance en consensuar los cambios legislativo que necesita nuestro sistema educativo.

CSIF Educación exige al nuevo arco parlamentario obtenido tras las elecciones del 26 de junio, que no demore más el tiempo, derogue los Reales Decretos de recortes y se pongan a trabajar de forma práctica en un Pacto de Estado. Nuestra Educación lo precisa y nuestra sociedad lo exige.

Mientras tanto podemos decir sin ningún rubor que la nota que han obtenido todos nuestros políticos desde sus respectivas competencias en el ámbito educativo en el actual curso que finaliza, es un rotundo suspenso que sufriremos todos los que nos dedicamos a la Educación y por supuesto, y esto es lo más grave, nuestros alumnos.