CSI·F afirma que la reforma educativa no prosperará sin un profesorado motivado y reconocido socialmente
02 de Julio de 2012

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) reclamó hoy al ministro de Educación la apertura inmediata de la Mesa de Negociación para discutir las condiciones laborales y profesionales del personal docente, de manera paralela a la reforma educativa. A juicio de CSI·F, esta reforma no prosperará sin un profesorado motivado y reconocido socialmente.

En este sentido, CSI·F trasladó al ministro algunas dudas que les plantea el anteproyecto de reforma educativa presentado por el Consejo de Ministros:

  • CSI·F reclama que el bachillerato conste de tres cursos. La actual redacción abre la puerta a que el curso de iniciación ya no sea un primer curso, sino una mera preparación para Bachillerato o FP.

  • CSI·F tiene dudas de la profesionalización de la función directiva que plantea el texto del Ejecutivo. Para CSI·F, el equipo directivo de los centros debe provenir exclusivamente del cuerpo docente.

  • CSI·F reclama garantías a la calidad en el empleo del personal docente. La desaparición de materias optativas tendrá una repercusión evidente en el horario y la organización del profesorado.

  • CSI·F reclama al ministerio que aclare los criterios de elección de alumnos que acceden a las universidades, como consecuencia de la desaparición de la selectividad.

Pese a todo, CSI·F valora algunas de las medidas anunciadas por el Ministerio, muchas de ellas reivindicadas por el sindicato desde hace años, como la búsqueda de un Pacto de Estado, el fomento de la cultura del esfuerzo, la anticipación de los itinerarios formativos de 16 a 15 años, una mayor autonomía de los centros o la reversibilidad de los itinerarios (pasarelas).

Según CSI·F, nuestra educación no dispone del necesario consenso que le dé estabilidad y equilibrio, la inversión es insuficiente y los índices de abandono prematuro son muy elevados. Además, la indisciplina en los centros rompe la convivencia escolar y el normal desarrollo de las clases, y los profesionales se encuentran desmotivados y atacados en su doble condición de docentes y servidores públicos.

Por tanto, “a pesar de todos los cambios, consensos y esfuerzos que se lleven a cabo, sin unos profesionales reconocidos socialmente y motivados en el ejercicio de la labor docente, no hay reforma que prospere”, añade CSI·F.

El diálogo y la negociación son las vías preferidas por este sindicato para resolver los problemas. Sólo cuando la Administración no nos deja otro camino recurrimos a otro tipo de actuaciones, siempre tratando de corregir medidas contrarias a los intereses laborales y profesionales de los profesores”, concluye.

¡¡SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO!!

Madrid a 2 de julio de 2012

Ver Galería