REAL DECRETO-LEY 15/2020, DE 21 DE ABRIL, DE MEDIDAS URGENTES COMPLEMENTARIAS PARA APOYAR LA ECONOMÍA Y EL EMPLEO
22 de Abril de 2020

El presente Real Decreto-Ley introduce novedades en el ámbito laboral. En concreto, dispone al respecto lo siguiente:

Ampliación del vigor de las medidas del art. 5 y 6 RD Ley 8/2020 hasta 2 meses después de finalización del Estado de Alarma (art. 15 RD ley 15/20) y no uno como se establecía hasta ahora. Recordemos que esas medidas son:

1.- El carácter preferente del trabajo a distancia. (art. 5 RD Ley 8/20)

2.- El derecho de adaptación de horario y reducción de jornada por deberes de cuidado relacionados con el covid-19 (art. 6 RD Ley 8/20)

Bajo circunstancias excepcionales y acreditación de los cuidados respecto del cónyuge o pareja de hecho o familiares por consanguinidad hasta el 2º de parentesco cuando concurran circunstancias excepcionales para evitar la transmisión comunitaria COVID-19. Proporcionado, razonable y justificado en relación con la situación de la empresa, adaptación de horario y reducción de jornada para:

a) Atención al cónyuge o pareja de hechos o familiares por consanguinidad hasta 2º, cuando por razones de edad, enfermedad o discapacidad se necesite de cuidado personal y directo como consecuencia del COVID-19.

b) Cierre centros educativos o de cualquier otra naturaleza.

c) Que la persona que se hubiera encargado habitualmente de esos cuidados no pueda hacerlo por causas justificadas relacionadas con el COVID-19.

3.- reducción especial de jornada de trabajo por guarda legal para cuidado directo de algún menor de 12 años o persona con discapacidad (arts. 37.6 y 37.7 ET). -Comunicación a la empresa con 24 horas de antelación.

-Podrá alcanzar 100% de la jornada si fuera necesario sin cambio de naturaleza a efectos de aplicación de derechos y garantías (justificado, razonable y proporcionado a la situación de la empresa).

-Se elimina el supuesto del artículo 37.6 E.T. de que el familiar que requiere atención y cuidado no desempeñe actividad retribuida.

Se modifica por la DF 8ª el art. 22.1 RD ley 8/2020 (ERTE Fuerza Mayor), aclarando que existirá Fuerza Mayor en los ERTES en las reducciones de jornada o suspensiones de contratos laborales, respecto a la actividad que no haya sido declarada legalmente esencial, “parte de actividad no afectada por las citadas condiciones de mantenimiento [por obligación legal] de la actividad”.

Ampliación del derecho a prestación de desempleo a las extinciones en período de prueba (art. 22)

1.- La extinción de la relación laboral, a instancia de la empresa, durante el período de prueba, producida a partir del día 9 de marzo de 2020, tendrá la consideración de situación legal de desempleo con independencia de la causa por la que se hubiera extinguido la relación laboral anterior.

2.- En igual situación legal de desempleo se encontrarán aquellas personas trabajadoras que hubieran resuelto voluntariamente su última relación laboral a partir del día 1 de marzo de 2020, por tener un compromiso firme de suscripción de un contrato laboral por parte de otra empresa, si esta última hubiera desistido de la suscripción de dicho contrato como consecuencia de la crisis derivada del COVID-19.

Se modifica el art. 25.6 RD ley 8/2020 respecto de los trabajadores fijos discontinuos por la DF 8ª , ampliando la cobertura a aquellos que no hayan podido reincorporarse a su actividad en fecha prevista o bien que no cumplan el requisito de situación legal de desempleo o carentes del período de cotización necesario para acceder a desempleo y que ahora en todos estos casos sí accederán a la prestación.
Se modifica mediante DF 3ª los arts. 23.1.c); 23.2 y 43 al que se le añade un apartado tercero de la LISOS. Se modifica a su vez mediante la DF 9ª la DA 2ª del RD Ley 9/2020, sobre régimen sancionador y reintegro de prestaciones indebidas, para solicitudes que contengan falsedades e incorrecciones en los datos facilitados y se establece una responsabilidad empresarial que implica la devolución, por parte de la empresa, de las prestaciones indebidamente percibidas por sus trabajadores y trabajadoras, cuando no medie dolo o culpa de estos, donde “la persona trabajadora conservará el derecho al salario correspondiente al período de regulación de empleo inicialmente autorizado, descontadas las cantidades que hubiera percibido en concepto de prestación por desempleo.”
A su vez la DA 2ª suspende los plazos de actuación de la Inspección de Trabajo, incluyendo los prescriptivos.

CSIF, OTRA CLASE DE SINDICATO