Movilizaciones en el Sector de Seguridad Privada
13 de Septiembre de 2017

Ante las últimas noticias referentes a movilizaciones en el Sector de la Seguridad Privada, CSIF manifiesta lo siguiente:

Desde el pasado mes de Mayo CSIF ha estado presente en distintas reuniones con otras centrales sindicales, con el objetivo de establecer una hoja de ruta que incluya movilizaciones contra la precariedad de salarios, un convenio digno y luchar contra empresas que no aplican nuestro convenio sectorial.

Debido a distintas posturas de algunos sindicatos y asociaciones, se rompió la unidad de acción y se convocaron distintas manifestaciones y concentraciones en fechas diferentes, concluyendo con un distanciamiento que llevo a dar una imagen de desunión sin precedentes históricos.

A partir de ese momento se han creado una serie de plataformas (totalmente licitas) que están promoviendo movilizaciones e incluso convocatorias de huelga en la totalidad del territorio nacional. Y seguimos en la misma línea, unos convocan manifestación el 27 de Septiembre y otros, huelga a partir del 23 y 24 de Septiembre. Claro que no contentos con generar esta fractura sindical, también se dedican a lanzar videos, audios y notas informativas atacándose unos a otros.

Como no podía ser de otro modo, uno de los sindicatos presente en la Mesa Negociadora del Convenio se desliga de una y otra opción, ni huelga, ni manifestación.

Una de las plataformas argumenta que como representa al 25% del Sector tiene capacidad jurídica para convocar huelga. Desde CSIF nos preguntamos que si no sería más sensato establecer acuerdos entre ellos y el otro 75%, para llevar a cabo cualquier movilización que desde ese foro se decida.

No entendemos el motivo por el cual se quiere llevar a cabo este sinsentido con la desunión que se crearía, por lo cual invitamos a todas las partes a sentarnos y abrir un proceso inmediato de acciones encaminadas a la resolución de los problemas existentes en el Sector.

Compañeros no podemos olvidar que tal y como se están llevando a cabo las movilizaciones, estamos abocados al fracaso. La parte social tiene la obligación de luchar por la recuperación de los salarios y condiciones laborales perdidas durante los últimos 25 años.