Coca-Cola prepara un nuevo plan de bajas incentivadas en toda España para este mes
06 de Abril de 2016

CSIF velará por la seguridad jurídica y por el carácter voluntario de las bajas, tal y como asegura la empresa

La dirección de Coca-Cola Iberian Partners ha informado a última hora de ayer al comité de empresa que está preparando un nuevo plan de bajas incentivadas en toda España que, según sus cálculos, afectaría en principio a alrededor de 120 contratos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato representativo del Comité de Empresa, considera esta propuesta tardía tras lo sucedido con el reciente ERE. En este sentido, estudiará los términos de la oferta y velará porque el plan sea realmente incentivado y por tanto pactado con los trabajadores.

CSIF (sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado), ofrece desde ya su asesoría a los trabajadores para los diferentes casos que se puedan plantear y defenderá la seguridad jurídica de la plantilla, el carácter voluntario y que no se vuelva a poner en peligro los puestos de trabajo, después de todo el sufrimiento y el coste humano que supuso el todavía reciente ERE.

La empresa ha trasladado a CSIF que este plan para reducir la plantilla, en línea de los presentados en otras empresas como el Corte Inglés, Telefónica o Endesa, es de carácter voluntario y no planteará despidos forzosos, como ocurrió en el ERE de 2012.

Este plan de bajas voluntarias va dirigido a tres colectivos: trabajadores de menos de 58 años, trabajadores de entre 58 y 62 años y trabajadores de más de 63. La empresa exigirá al menos 3 años de antigüedad y la compensación no sobrepasará 3 anualidades el coste del trabajador para la empresa.

Los trabajadores tiene de plazo para adscribirse del 11 al 22 de abril y la salida de la empresa se produciría antes del 31 de diciembre. Coca-Cola puntualiza que aunque este plazo se podría ampliar, las condiciones señaladas ya no serían vinculantes para la empresa.