CSIF pide poner coto a la proliferación sin control de universidades privadas
- Cada año incrementan exponencialmente su volumen de negocio y su número de alumnos que supera ya el 20% del total de estudiantes en las universidades españolas
- CSIF pide para las universidades privadas los mismos requisitos y exigencias que para las universidades públicas y exige al ministro de Universidades no demorar el nuevo Real Decreto de Creación de Universidades
25 de Noviembre de 2020

El volumen de negocio de las universidades privadas y escuelas de negocios se situó en 2.575 millones de euros en 2019, un 5,3% más que en el ejercicio anterior según el último estudio del Observatorio Sectorial DBK. El mayor incremento porcentual se produjo en las universidades no presenciales que crecieron alrededor de un 9%, superando los 300 millones de euros.

Los ingresos del sector de las universidades privadas se han visto favorecidos en los últimos años por una positiva coyuntura económica -truncada ahora por la pandemia-, la mayor movilidad de los estudiantes extranjeros y el progresivo aumento de la oferta.

CSIF recuerda que en estos momentos se encuentran operativas en España un total de 34 universidades privadas reconocidas por ley y con actividad docente y 110 escuelas de negocios.

Por su parte, el número total de alumnos matriculados en grados y másteres universitarios en universidades privadas se incrementó un 9,5% en el curso académico 2019/2020 hasta superar los 313.000 alumnos, lo que supone un 20,3% del número total de alumnos en las universidades españolas. El incremento de alumnos en las universidades privadas prácticamente se ha duplicado en los últimos 10 años, pasando del 11,5% del curso 2009/2010 al 20,3% en el 2019/2020.

CSIF denuncia que mientras las universidades privadas disfrutan de este escenario favorable, la universidad pública ha perdido un 4% de su personal desde 2008 y la financiación pública ha caído un 22%. Seguimos sin tener un modelo de financiación eficaz, eficiente y suficiente, y tenemos que incidir en que España gasta un 1,3% de su PIB en Educación Superior frente al 1,5% de la OCDE.

El sindicato pide al Ministerio de Universidades no demorarse por más tiempo en controlar la explosión sin control de universidades privadas publicando un nuevo Real Decreto sobre creación de universidades. En la futura normativa es donde deben reflejar para crear universidades privadas los mismos requisitos y exigencias que existen para las universidades públicas. Del mismo modo, CSIF pide que a las universidades privadas se les debe exigir no solo la docencia, sino otras labores específicamente universitarias como son la investigación y la transferencia.