La financiación de la I+D vuelve a trastabillar en España y, ahora también, en Europa
• El recorte de la UE de 8.500 millones del programa Horizonte Europa se contradice con el discurso oficial de que la ciencia y la innovación son la única salida a la crisis actual
• CSIF echa en falta en el “Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación” que presentó Pedro Sánchez, medidas reales para alcanzar un carrera investigadora estable y bien definida. No obstante, el sindicato valora la ampliación de ayudas para prórrogas de contratos y la contratación de investigadores posdoctorales.
30 de Julio de 2020

La UE ha alcanzado un acuerdo histórico por el cual la Comisión Europea emitirá deuda conjunta por valor de 750.000 millones de euros para financiar la recuperación económica tras la crisis del coronavirus. Sin embargo, los aplausos y felicitaciones no pueden esconder que algunos sectores van a tener que pagar un elevado precio en forma de recortes dolorosos. Uno de los más afectados va a ser el programa de ciencia Horizonte Europa, clave en la UE para financiar la ciencia y la innovación, que ha visto recortada dramáticamente su asignación pasando de 13.500 millones de euros a solo 5.000 millones. En definitiva, la ciencia y la innovación se quedarán estancadas por primera vez en la Unión Europea.

La I+D en España vuelve a verse negativamente afectada por esta medida ya que esperaba, como agua de mayo, los fondos de la Unión Europea que en muchos casos suponen el 30% de la financiación de los centros de investigación españoles. Y es que el “Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación” presentado hace unos días por Pedro Sánchez resulta insuficiente, inconexo y con una financiación poco realista. CSIF recuerda que, según datos de la Fundación Cotec, mientras la inversión de la UE en I+D crecía un 22% entre 2009 y 2017, en España cayó un 5,8%. ¿Dónde queda el manido discurso de que la investigación y la innovación son la única salida a la crisis actual?

No obstante, CSIF quiere destacar del Plan de Choque el llamado Segundo eje: Transformación del Sistema de Ciencia y atracción y retención de talento, con un presupuesto de 523,5 millones. El Gobierno señala que las medidas incluidas en este segundo eje tienen como objetivo poner en marcha las reformas estructurales para proporcionar más estabilidad a la carrera profesional del personal científico de todas las áreas del conocimiento y dotar de más fondos a los principales instrumentos de financiación competitiva de la ciencia en todas sus disciplinas. CSIF valora que se plantee una reforma de la Ley de la Ciencia para incluir la creación de una figura estable de entrada al personal investigador en el sistema público de ciencia español.

También anuncian aumentar la financiación para los grupos de investigación, tanto en proyectos como en equipamiento científico-técnico y prórrogas de contratos. En concreto, se incrementará en 50 millones la cuantía de la convocatoria de proyectos de I+D+I en 2020 y 2021; se crea una partida de 60 millones de euros para adquisición de pequeño equipamiento científico por parte de las instituciones que han sido beneficiarias de proyectos en las convocatorias de los últimos tres años y se lanzará otra convocatoria de equipamiento científico-técnico en 2021 con 120 millones de euros.

Asimismo, se amplían las ayudas para prórrogas de contratos de la Agencia Estatal de Innovación para incluir a aquellos que no fueron beneficiados del primer paquete que se aprobó en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, y que ya benefició a más de 1.000 investigadores e investigadoras. Ahora, podrán acogerse a esta medida los contratos con duración determinada que finalicen entre el 2 de abril de 2021 y el 1 de abril de 2023 (prórroga por un periodo de hasta cinco meses) y las instituciones que hayan establecido contratos indefinidos entre el 2 de abril de 2020 y el 1 de abril de 2023. Se calcula que esta medida, con un coste estimado de 20 millones de euros, beneficiará a más de 3.200 investigadores e investigadoras.

Sin duda, la medida es una buena noticia y recoge una reivindicación que CSIF viene haciendo desde el principio del estado de alarma. Pero como casi siempre, tiene sus lagunas. Este plan solo contempla dotar de presupuesto adicional a la AEI para financiar más prórrogas de contratos FPI y otras convocatorias de la AEI. El problema entonces es qué va a hacer el Ministerio de Universidades con las convocatorias FPU. Desde CSIF pediremos que apruebe un incremento presupuestario para extender las prórrogas en los mismos términos que la AEI. Si no lo hace, sin duda será un agravio comparativo, tratándose en ambos casos de convocatorias estatales del mismo gobierno.

Aunque para CSIF la repercusión puede ser testimonial, otro de los objetivos del Plan de choque es fortalecer los contratos postdoctorales para atraer y retener el talento de personal científico doctor en los grupos de investigación españoles. Para ello, se aumentará en un 30% el presupuesto de los programas postdoctorales junior Juan de la Cierva y senior Ramón y Cajal, con un total de 56,1 millones de euros adicionales.