El Curso Escolar arranca con 201.000 docentes menos, despedidos en verano y pendientes de su incorporación
- CSIF inicia esta semana una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para reactivar el Pacto por la Educación
11 de Septiembre de 2017

El curso escolar ha arrancado con un déficit de 201.742 docentes, que se dieron de baja durante los meses de junio, julio y agosto, y que todavía se encuentran pendientes de su reincorporación a su puesto, según datos de la Seguridad Social analizados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Este dato pone en evidencia la precariedad laboral en el sector de la educación como consecuencia de las elevadas tasas de interinidad. En este sentido, CSIF inicia esta semana su actividad para reactivar la interlocución con el Ministerio de Educación y las diferentes fuerzas políticas para abordar el deterioro educativo y reactivar el Pacto en el Congreso de los Diputados.

En materia de empleo, CSIF demanda que se negocien con generosidad las ofertas de empleo público para asegurar la reducción de la interinidad al 8 por ciento, tal y como se estableció en el acuerdo alcanzado el pasado 29 de marzo. Así, entendemos que el Ministerio debe liderar la coordinación de las convocatorias entre todas las comunidades autónomas.

Las tasas de interinidad evidencian la inestabilidad y precariedad laboral en el profesorado, lo que a su vez incide de manera negativa en la planificación y organización de los centros. CSIF recuerda que el paso de interino a funcionario con plaza no supone apenas costes para la administración y, por el contrarío, sí que favorece una mayor calidad educativa, porque se garantiza la estabilidad y el trabajo del currículo en los centros.

Además, CSIF apuesta por negociar un estatuto docente, que dé respaldo a las necesidades específicas de este colectivo y su función, desde su acceso hasta la jubilación.

Después de más de un lustro de recortes ha llegado el momento de hacer un análisis profundo del deterioro educativo que se ha generado en nuestro país. La educación pública es un bien social que debe estar alejado de vaivenes políticos, por lo que CSIF reclama que se agilice la tramitación del Pacto para blindar la educación frente a las ocurrencias y estrategias políticas.

Además, CSIF insta al Gobierno a llevar a cabo una negociación real con representantes del profesorado que permita la recuperación de las condiciones socio laborales previas a la crisis: subida salarial; 35 horas para todos los empelados públicos, la bajada de horas lectivas; mejorar la estabilidad de las plantillas; reducir la ratio máxima de alumnos por aula y flexibilizar la mínima; incrementar la atención individualizada al alumnado; atender la diversidad; reducir la burocracia en los centros; eliminar la tasa de reposición; y eliminar los descuentos en la nómina en situaciones de incapacidad temporal.

CSIF Educación