CSIF, primero que plantea en el Congreso incluir a la Universidad en un gran pacto de Estado social y político por la educación
- Acabar con los recortes y acordar un nuevo modelo de financiación universitaria
- Apoyar la investigación y la Ciencia realizando un mayor esfuerzo público y privado en I+D+i
- Aprobar un Estatuto del Personal Docente e Investigador
- Instaurar la Carrera Profesional y la promoción horizontal para el Personal de Administración y Servicios
- Mejorar el sistema de becas y ajustar las tasas y precios públicos
14 de Marzo de 2017

Comparecencia del Presidente del Sector Nacional de Educación de CSI·F (Mario Gutiérrez Gutiérrez) en el CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Extracto del Diario de Sesiones. Sesión núm. 7 celebrada el jueves 2 de marzo de 2017

Para nosotros es muy importante que este pacto englobe todas las etapas educativas, también en el ámbito universitario, donde nos encontramos con unas claves económicas que hacen muy difícil que podamos mantener un sistema universitario de calidad. Por ejemplo, una rebaja en los presupuestos de las universidades de casi el 14%. La inversión pública en ellas se visto rebajada en un 17%, hay 7.111 trabajadores menos en las universidades españolas y la investigación —algo fundamental en una sociedad de progreso— se ha visto reducida en un 21% en la inversión pública y en un 47% la inversión privada, yéndose al traste muchos de los proyectos de investigación que podrían haber sido interesantes para la futuro de nuestro país. A todo esto, en las universidades la falta de oferta de empleo público nos lleva a la creación de figuras educativas de personal docente de la universidad de forma muy inestable, que impide su movilidad y su promoción dentro del territorio de nuestro país.

Un problema que nosotros estamos identificando y que tiene ya índole europea —no solo se produce en España, aunque aquí también, por supuesto— es lo que hemos denominado la anglosajonización de la enseñanza universitaria. La idea de que los grados tengan que terminar con másteres, en muchos casos privados, con unos precios excesivos, es un modelo más anglosajón que continental, de manera que tenemos que fijar qué modelo queremos. Evidentemente CSIF apuesta por el modelo europeo, por el modelo que siempre hemos tenido de acceso fácil, o por así decirlo: que ningún alumno pueda dejar de estudiar por falta de dinero. Y por supuesto, quiero referirme a la baja estima que se tiene de la I+D+i en la universidad, un tema fundamental al que los países occidentales, sobre todo del norte de Europa, dan gran importancia.

De la universidad solo vamos a decir someramente cinco pasos que tenemos que dar para llegar a un pacto educativo. Por supuesto, acabar con los recortes y acordar un modelo de financiación que estabilice la economía de las universidades y que no estén al amparo de la negociación de los presupuestos cada año con la comunidad referida o dependiendo de la inversión educativa o de los proyectos. Tenemos que tener un modelo de financiación claro: cuál es el modelo universitario y cuánto cuesta, y a partir de ahí tenerlo totalmente financiado. Hay que apoyar la investigación y ciencia realizando un mayor esfuerzo público en I+D+i, aprobar el estatuto de personal docente e investigador para que haya una estabilidad dentro del profesorado que pueda trabajar en investigación y, que los proyectos de carrera que el personal docente e investigador tiene, no solo tengan como mérito la investigación, pues la docencia es importante y tiene que ser valorada, con lo cual este proyecto de estatuto tiene que tener claro que la docencia es necesaria y muy buena para el futuro de nuestros estudiantes. Cuarto, hay que instaurar la carrera profesional de un personal que es muy necesario en las universidades, como es el personal de administración y servicios, que está totalmente denostado actualmente y, por último, mejorar el sistema de becas. Ya he dicho que ningún alumno puede dejar de estudiar por problemas económicos, pero también hay que trabajar en las tasas universitarias y precios públicos. Por ejemplo, en la última polémica que ha habido —es grande— del tres más dos o cuatro más uno —ya sabemos a lo que nos estamos refiriendo— CSIF, más allá de criticar el tres más dos, si es verdad que es por homologarlo con el europeo, lo que dice es que el dos es tres veces más caro que los tres. Eso es lo que nosotros criticamos. Lo que pedimos es que los créditos de grado sean iguales que los de máster. Si esto se consigue, tendremos que tener un sistema universitario lo más homólogo posible a la Unión Europea, porque el mundo global viene queramos o no.

CSIF Educación

14 de marzo de 2017