CSIF exige test para los trabajadores esenciales municipales
Denuncia que el 30 de abril se ofreció la posibilidad de realizar pruebas diagnósticas a policías locales y bomberos pero que todavía no ha sido citado ninguno.
11 de Mayo de 2020

En un escrito remitido a los medios de comunicación, el delegado sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Segovia, Ángel González, realiza un relato de la gestión de la prevención de riesgos laborales que ha llevado a cabo esta institución desde que comenzó esta crisis.

Ante la alarma sociosanitaria creada a nivel internacional por el virus denominado coronavirus, CSIF, mediante escrito presentado en el Ayuntamiento de Segovia, el día 3 de febrero de 2020, alertó del riesgo que asumían los policías locales por ser un dervicio de atención directa a todos los ciudadanos, incluidos los visitantes de origen asiático, solicitando medias profilácticas de protección, como geles hidroalcóholicos, mascarillas o guantes así como protocolos de conocimiento y de actuación. "La única respuesta que se nos dio es que se actuara como si de una gripe se tratara y se aumentara la limpieza de manos con agua y jabón", señala González.

El Comité de Salud Laboral del Ayuntamiento de Segovia no se reunió hasta el día 6 de marzo de 2020, es decir, más de un mes después de la presentación del escrito antes citado. En el orden del día de dicha reunión no figuraba punto alguno para tratar de forma directa el riesgo de contagio por coronavirus salvo en el punto 13 (Escritos remitidos para su análisis), en su nº 5, figuraba un escrito de un sindicato, que solicitaba mascarillas de protección adecuadas para Policías Locales y Bomberos, y protocolos de actuación; similares peticiones a las ya citadas de CSIF, si bien el escrito de CSIF no figuraba en el Orden del día.

"En esa reunión se trató el posible riesgo al que nos podíamos enfrentar los diferentes empleados públicos. Pedimos que se sustituyera el sistema de control de presencia de huella dactilar por otro, para evitar contagios, a la vez que insistimos en la necesidad de medidas de protección y protocolos de actuación", cuenta.

El día 12 de marzo, se reunió, de forma extraordinaria, el Comité de Salud Laboral, con un único punto en el Orden del Día, “Medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Segovia frente al Coronavirus”. "En dicha reunión se nos informó que se había adquirido gel desinfectante, algunas mascarillas para Policías y Bomberos (estando a la espera de adquirir más cuando hubiera existencias de las mismas), que se había reforzado el servicio de limpieza, que se habían suspendido actos culturales y deportivos, que se harían turnos de trabajo, se aumentaría la distancia de trabajo y que se cambiaría el sistema de control de presencia (del cual se nos informó mediante circular el día 13 de marzo)", explica el representante del sindicato CSIF.

La reivindicación sindical, hizo posible que cuando el Gobierno Central decretó el estado de alarma, mediante Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, que entró en vigor a las 00:00h del día siguiente, los Policías Locales y Bomberos tuvieran unas medidas básicas de protección (mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos), a la vez que, en Policía Local, se adquirió una máquina de ozono para desinfección de dependencias y vehículos. La adquisición de estas primeras medidas básicas de protección y otras más específicas como gafas, pantallas, monos de un solo uso o calzas ha propiciado, en opinión del sindicato CSIF, que el número de Policías y Bomberos contagiados por la Covid-19 "haya sido mínimo".

CSIF considera que los EPI y medias preventivas aportadas por el Ayuntamiento han surtido los efectos deseados- "Pero consideramos que se debe ir más allá y por eso los días 14 y 28 de abril presentó dos escritos solicitando la reposición de EPI y una prueba PCR para los trabajadores del Ayuntamiento a fin de proteger su propia salud, la de compañeros y la de los ciudadanos.

A CSIF no se ha dado respuesta alguna a los citados escritos y el día 30 de abril se ofreció a los Policías Locales y Bomberos la posibilidad de someterse a las pruebas. Se remitió el listado elaborado al efecto a la Junta de Castilla y León, como Administración competente en Salud Pública, y por ser trabajadores con funciones esenciales. "El día 4 de mayo, se nos da traslado de un informe de la Directora General de Salud Pública, de la Junta de Castilla y León, por el que recomienda que no se hagan test de detección de coronavirus a trabajadores asintomáticos que no han tenido exposición al riesgo, y que se limiten a aquellos trabajadores que hayan desempeñado funciones de carácter esencial, como por ejemplo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", añade CSIF, que asegura que a día de hoy, después de 10 días, ningún Policía, Bombero o trabajador de otros servicios del Ayuntamiento de Segovia ha sido citado para la realización de la prueba.

"Desde CSIF consideramos que los trabajadores que han efectuado y siguen efectuando funciones esenciales, no solo Policías y Bomberos, sino también aquellos que han prestado servicios de atención al público (servicios sociales, ayudas a domicilio...) se les debe dar la posibilidad de someterse a las pruebas que mejor procedan a fin de evitar contagios. A tal efecto cabe recordar que si un empleado público, en el ejercicio de sus funciones, es contagiado, es un riesgo inherente al cargo de servidor público; ahora bien, si por el contrario es el empleado público, el que contagia a un ciudadano, este tiene todo el derecho a reclamar daños y perjuicios, del cual sería responsable subsidiaria la Administración correspondiente, ya que el trabajador desconoce si lo padece o no", concluye el sindicato.

Fuente. https://www.eldiasegovia.es/noticia/Z1DC1170B-0F92-AF36-8D33B0DFB96955DD/CSIF-exige-test-para-los-trabajadores-esenciales-municipales