CSIF ha denunciado a Inspección de Trabajo, el caso de una agente local embarazada obligada a trabajar hasta la semana 37 de gestación
10 de Abril de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que el Ayuntamiento de Ada Colau lleva tiempo discriminando laboralmente a sus agentes embarazadas de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB).

El caso no es nuevo. Una agente embarazada de la GUB pidió la baja por contingencia profesional- a la que tiene derecho por Ley y por tener una profesión de riesgo- y se le denegó procediendo la Administración a cambiarla de puesto de trabajo. Su nueva actividad - de patrullar en la calle a una comisaria- resultó ser peor ya que la comisaría estaba de obras y ella expuesta a sustancias tóxicas y a trabajos no propios de la policía como mantenimiento y actividades administrativas. Los mismos servicios de riesgos laborales del Ayuntamiento determinaron que no debía trabajar en su nuevo puesto y le instaron a que pidiera el cambio de destino y sino la obligarían a ello. La agente se negó y se ha visto obligada a coger la baja por incapacidad temporal (como contingencia común) cuando tiene derecho a acogerse a una baja por contingencia profesional y a cobrar la prestación por riesgo durante el embarazo. Además, esta incapacidad temporal conlleva una merma de sus prestaciones económicas.

No es la primera vez que sucede con las agentes de la GUB en periodo de lactancia y/o embarazo. CSIF considera que se está llevando a término una discriminación entre empleados públicos de este ayuntamiento, ya que mientras en el colectivo de Bomberos, a las mujeres en esta situación, se les aplica este derecho, a las agentes de la Guardia Urbana se les oculta o bien se les deniega a aquellas que lo han solicitado, cuando ambas profesiones son de riesgo.

CSIF denuncia que no solo se ha expuesto a todas las trabajadoras a los factores de riesgo inherentes a la profesión, bajo el concepto de seguridad física, sino que se ha vulnerado y perjudicado también en la remuneración del complemento por asistencia, así como los días festivos oficiales remunerados y días de especial interés ya planificados y calendarizados por la Administración.

CSIF defiende que no puede haber pérdida retributiva alguna, bajo ningún concepto, en las mujeres de baja por riesgo durante el embarazo y/o lactancia.

La agente ha denunciado el caso ante Inspección de Trabajado por un presunto caso de discriminación laboral ya que la Administración está obligada por Ley a garantizar su salud. CSIF también ha interpuesto denuncia en este sentido y exige al Ayuntamiento de Ada Colau que revise el caso de oficio, se le conceda la baja por contingencia profesional, sin pérdida retributiva alguna, y se revisen los casos que han sucedido anteriormente en los últimos cinco años.

https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/guardia-urbana-embarazada-barcelona_235611_102.html

https://www.metropoliabierta.com/informacion-municipal/colau-criticas-urbana-embarazada_15593_102.html

https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/guardia-urbana-embarazada-barcelona_235755_102.html

https://www.cope.es/emisoras/cataluna/barcelona-provincia/barcelona/noticias/doble-rasero-colau-las-bajas-medicas-funcionarias-embarazadas-20190409_390963