La prisión de Alhaurín de la Torre rechaza 500 test rápidos para detectar la Covid-19 entre funcionarios e internos
AGE - IIPP
28 de Abril de 2020

CSIF Málaga denuncia que la dirección del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre ha rechazado 500 test rápidos facilitados a través de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para la detección del virus SARS COV2 entre la plantilla y los internos de la prisión.

Según ha podido saber este sindicato, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, siguiendo el protocolo oficial establecido por el Ministerio de Sanidad, ofreció a esta prisión las pruebas a mediados de abril. Sin embargo, la dirección del centro, cuestionando la calidad de los mismos, rechazó los test, y con ello la posibilidad de detectar la enfermedad entre funcionarios e internos.

Se trata de los test rápidos de detección oficiales adquiridos por el Ministerio de Sanidad y cedidos a las comunidades autónomas para su uso en toda España. La dirección del centro se ha excusado en la falta de calidad de los test para negarse a realizar las pruebas en el centro, pese a que estos trabajadores desempeñan una labor esencial en estos momentos.

CSIF advierte del grave problema sanitario y regimental que supondría que la enfermedad cruzara las puertas de la cárcel, al tiempo que subraya la preocupación que este asunto está generando entre trabajadores y población reclusa.

A este respecto, este sindicato destaca la profesionalidad del equipo sanitario del propio centro penitenciario, integrado por médicos y enfermeros, perfectamente cualificados para utilizar estas pruebas para detectar la enfermedad del Covid-19, que son esenciales para prevenir la infección en el centro.

Para CSIF, rechazar estas pruebas en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre supone una irresponsabilidad por parte de la dirección, que se ha excusado en la necesidad de confirmar con pruebas PCR un posible positivo detectado con estos test.

CSIF viene reivindicando la realización de test rápidos masivos a toda la población penitenciaria desde hace semanas, como se ha reclamado en otros ámbitos laborales considerados esenciales. Y así lo ha vuelto a reclamar a la dirección de la prisión de Alhaurín de la Torre tras conocer la negativa a realizar estas pruebas en el centro.

A juicio de este sindicato, la dirección del centro penitenciario no está asumiendo sus responsabilidades como garante de la salud y la seguridad de los trabajadores y de los internos, como sí se está realizando en otras prisiones de España con unos resultados excelentes.