D.G.T. A MÍ LA LEGIÓN!!
16 de Junio de 2017

Ya sabíamos que la DGT es realmente un desastre en materia de gestión, a menos que se trate de limpiar los bolsillos a los ciudadanos, pero que su incapacidad para solucionar un problema, el de los examinadores, que ellos mismos han generado, derivara en una solución a lo Millán Astray es del todo sorprendente. -A mí la Legión-, vocean los legionarios en peligro, llamada a la que acuden los legionarios que allí se encuentren y con razón o sin ella defienden a su camarada en peligro. Esta es la ocurrencia de nuestros gestores, meter personal de tropa y marinería a examinar, después de escurrirse los sesos es lo único que se les ocurre para paliar el déficit de personal y de paso coaccionar al personal examinador, en legítima huelga ante los incumplimientos de esta Administración, gobernada por lo que está resultando la Cofradía del Puño Cerrado, donde quien manda no es el Gobierno, sino el Ministerio de Hacienda. -Mucha contundencia para con los trabajadores y poca para con los amigos, amiguitos y amigotesLo positivo de este ingenio será que ya no tendremos que activar el protocolo sobre agresiones en el colectivo, pues seguro que la DGT ha previsto proveer de Cetmes de última generación al personal examinador para poder defenderse. Habrá que ir reivindicando una ropa de camuflaje adecuada, que nos haga invisibles a profesores y alumnos, porque actualmente la dotación de EPI,s se limita al repelente de mosquitos y a un sombrerito de paja para combatir la caloret. Es deprimente lo de la DGT, incompetentes no, lo siguiente.

Ficheros Adjuntos: