CSIF insta a la Junta a respetar y aplicar los últimos acuerdos sobre sus empleados públicos tras conocerse el adelanto electoral
El sindicato independiente recuerda el incumplimiento del acuerdo de las 35 horas alcanzado en las últimas semanas de la pasada legislatura.
20 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), tras anunciar el presidente Fernández Mañueco el adelanto de las elecciones autonómicas al próximo mes de febrero, reclama a la Junta de Castilla y León, y a los gobiernos en funciones o entrante que se forme, que se comprometan a mantener y cumplir los últimos compromisos adquiridos con sus empleados públicos.

CSIF recuerda que todavía están sufriendo las consecuencias del incumplimiento del acuerdo alcanzado de la recuperación de la jornada de las 35 horas semanales, y firmado al final de la pasada legislatura.

En este sentido, CSIF exige que la Junta cumpla con la gestión de la carrera profesional horizontal firmada recientemente, así como con el abono de los fondos adicionales para todos los trabajadores de la Junta. Asimismo, pide que lo negociado sobre el nuevo convenio de personal laboral, durante más de un año, no quede en ‘saco roto’.

En el caso de Educación, CSIF insta a la Junta a continuar con lo pactado sobre las ratios de alumnos y la reducción de horas lectivas, aunque no exista firma del preacuerdo. También, muestra se preocupación por las consecuencias que la convocatoria electoral y la conformación de un nuevo Gobierno autonómico pueda tener en la realización de oposiciones de maestros (unas 1.300 plazas), previstas para junio, ya que la elaboración de la orden de oposiciones coincidirá con el proceso electoral y la conformación del nuevo Gobierno. CSIF insiste en la importancia de estas oposiciones de maestro, que deben mantenerse.

Además, CSIF pide al presidente Fernández Mañueco y al nuevo responsable de la Consejería de Sanidad, tras la destitución de Casado, que paralice la reforma de Atención Primaria que pretendía la anterior consejera de manera impositiva y precipitada -sin ningún consenso-, y se pongan a trabajar en cómo reforzarla en este momento, ante la falta de recursos humanos y la crisis sanitaria de la sexta ola de la pandemia de la Covid-19.