CSIF ve precipitada la apertura de las escuelas infantiles este viernes, menos de 48 horas después del test a los trabajadores y sin los refuerzos COVID
- Los centros no han recibido las instrucciones de funcionamiento para el curso 20/21, que se presentarán mañana a los sindicatos
03 de Septiembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, considera precipitada la apertura mañana de las 57 escuelas infantiles de la Comunidad de Madrid, menos de 48 horas después de los test serológicos realizados a los más de 1.500 trabajadores de estos centros. Eso supone que alguno de los educadores y demás personal de estas escuelas que hayan dado positivo no podrán incorporarse mañana porque habrán de someterse a una prueba PCR que determine si están o no contagiados.

Además, los alrededor de 70 trabajadores de refuerzo contratados hasta el 31 de diciembre (un educador por escuela infantil de 0 a 3 años y dos educadores en centros de 0 a 6 años) tampoco podrán incorporarse mañana, ya que los están llamando hoy para firmar sus contratos. Después de ello deberán someterse al test serológico antes de ponerse a trabajar en su centro correspondiente, lo que no está previsto hasta la semana que viene.

Desde CSIF no entendemos la premura por el comienzo del curso en las escuelas infantiles madrileñas cuando ni siquiera está aprobado su plan de funcionamiento y no se va a poder contar con todo el personal para atender a todos los menores matriculados, ya que la previsión es que estos centros se llenen. En el caso de que se cumplan las previsiones y las clases estén llenas, los educadores no saben cómo podrán llevar a cabo los denominados grupos burbuja en caso de que sea necesario.

“Podrían haber esperado a la semana que viene, no nos explicamos el porqué de tanta precipitación. Hay que tener la certeza de que el trabajador que va a atender al niño no sea positivo para que trabaje con toda la seguridad, y hasta que esto no suceda al 100% no se deberían abrir las escuelas infantiles de la Comunidad”, ha señalado Elena Moral, presidenta de Administración General de la Comunidad de Madrid (AGCM) de CSIF.

A todo ello se suma que el personal enfermero de las escuelas infantiles está migrando hacia la Sanidad por las condiciones más atractivas de los contratos, lo que también está dificultando el comienzo de las clases para estos centros. Pese a todo, el ambiente entre los trabajadores es, de momento, de tranquilidad aunque con cierta incertidumbre ante lo que se les viene encima.

En cuanto a las medidas de seguridad, la Comunidad provee cada uno de los 57 centros con mascarillas quirúrgicas y geles hidroalcohólicos, mientras que las medidas complementarias como pueden ser pantallas protectoras (necesarias para los educadores por el tipo de trabajo con personas de tan corta edad), guantes o batas, ya depende de la dirección de cada centro.