Agentes Forestales.- Reunión con el del Director General en la Oficina Comarcal XII
17 de Julio de 2020

Hoy, 14 de julio de 2020, hemos tenido reunión con la Administración provocada por las demandas de dos sindicatos, CSIF y CCOO, y hemos realizado visita a la Oficina Comarcal XII. Por la Administración han acudido el Director General de Emergencias, la Jefa de la Unidad Técnica de Logística, el Jefe del Operativo y un técnico de la Dirección General. Por la parte sindical, CSIF, CCOO y UGT.

Como ya os informamos, el día 27 de mayo tuvimos reunión de Mesa Técnica para tratar la adaptación de la Resolución de la Dirección General de función Pública, por la que se aprueban instrucciones sobre el procedimiento y las medidas de incorporación a los puestos de trabajo de los empleados públicos de la Comunidad de Madrid con motivo del COVID-19, en el Cuerpo de Agentes Forestales.

A la vista de que las medidas allí acordadas no llegan a las comarcas, o si llegan, como en los últimos días, se quedan en una mesa o apoyadas en la pared esperando no sabemos a qué o a quién, desde CSIF denunciamos, el 6 de julio, ante el Servicio de Prevención, la Secretaría General Técnica y el Comité de Seguridad y Salud la inadecuada situación de las 16 oficinas comarcales y la no implantación de las medidas acordadas.

Ha comenzado el Director General la reunión informando de su pretensión de reestructurar la Dirección General para optimizar y unificar subdirecciones que entiende que deben dedicarse a los mismos asuntos en el Cuerpo de Bomberos y el de Agentes Forestales. Pareciéndonos lógico y bien intencionado todo lo que nos ha trasladado para un medio-largo plazo, en principio y sin conocer más detalles.

Nuestra primera intervención ha sido para requerirle información sobre el Orden del Día de la reunión y la falta de formalidad en la convocatoria, al ser esta un simple correo electrónico sin firma, así como para llevar el debate donde tocaba, al corto plazo, a la realidad del Agente Forestal que hoy mismo está de servicio.

Porque el virus sigue presente entre nosotros, como los rebrotes están demostrando, y nuestras oficinas son las mismas, nada ha cambiado. Por ello nos siguen pareciendo igual de importantes todos los objetivos marcados por la Dirección General de Función Pública: limitar los contagios de la enfermedad y proteger al personal que pueda estar expuesto, así como mantener una prestación del servicio suficiente y adecuada.

Hemos insistido ante el Director que en ningún caso la prestación del servicio se puede anteponer a esa adecuada seguridad y salud de los agentes. No vamos a consentir que se confronten ambas, como parece pretenderse, porque no se puede señalar y enfrentar trabajadores con una dualidad simplista, los de la responsabilidad del servicio y los de la debida seguridad y salud, los buenos y los malos. No entremos en ese juego compañeros, son, y deben ser compatibles y complementarias ambas, no se puede pretender ser un buen profesional siendo un irresponsable con la salud propia y la del resto de compañeros.

Nos anuncia el Director General la existencia de un montante económico importante y disponible para la mejora de Oficinas Comarcales y Parques de Bomberos, eso sí de forma proporcional entre Cuerpos y previa realización de los trámites administrativos oportunos. Nos complace la noticia y así se lo reconocemos, incluso aunque sea después de los numerosos escritos y denuncias realizados. Lo que nos ratifica en nuestro camino, un sindicalismo exigente, fuerte y formal.

Le instamos, y más aún a la vista del anuncio que nos hace, para que lo de hoy no sea una excepción y por eso queremos que sea el inicio de una ronda de visitas a todas las oficinas comarcales, en dos líneas básicas. Aquellas oficinas comarcales que no tienen solución física posible mediante obras puntuales y que por lo tanto debe planificarse en esas Comarcas la construcción, a medio plazo, de una nueva oficina, como venimos solicitando con nuestra "oficina tipo"; y las que puedan tener solución mediante obras y adaptaciones puntuales y que por lo tanto podrían solucionar su situación con este fondo de mejoras.

Ya decíamos que era el momento de que toda la representación sindical aportara la presión necesaria para que se iniciará un Plan de Oficinas Comarcales para el Cuerpo de Agentes Forestales y así lo hemos hecho desde la mayoría sindical de CSIF y CCOO. Es la única forma, evidentemente, para que la Administración lo entienda y sabiendo que no se van a solucionar los problemas de inmediato, al menos, parece que la Dirección General ha entendido el problema. Lástima que esta pretensión, esta necesidad, no salga desde la propia Jefatura y desde su propia Escala Técnica que conoce perfectamente estos problemas estructurales del Cuerpo.

Esperamos que se tenga voluntad y capacidad para llevar a efecto lo enunciado.

Debemos tener cautela, no obstante, porque la experiencia y los incumplimientos reiterados con el Cuerpo de Agentes Forestales así lo dice. Seguiremos, en cualquier caso, insistiendo y reclamando estas medidas, al menos los sindicatos que nos interesamos por el futuro profesional del Cuerpo y el cumplimiento de las propias instrucciones de Función Pública respecto al COVID-19.

Así seguimos recordando y denunciando que nada se ha hecho respecto a lo acordado el 27 de mayo respecto a esas medidas relacionadas con el COVID-19.

  1. No hay limpieza los domingos, no hay control de los horarios ni de la hora a la que esta se realiza.
  2. No se han señalizado y balizado los accesos y salidas, el distanciamiento físico de 1,5 m, los puestos informáticos a utilizar, el uso de cuartos de baño y aseos, sala de guardia, vestuarios y cocina-comedor. Recordemos que nuestro caso es especial dentro de la Administración puesto que compartimos todo con los compañeros.
  3. En la sala de guardia, cuando esta existe como tal, la limpieza no es diaria y no existe ventilación adecuada ni espacio suficiente. Se comparte almohada hasta por 15 agentes.
  4. En los vestuarios no hay limpieza diaria. El espacio es insuficiente y hay carencia de taquillas para separar los EPIs de la uniformidad y ambos de la ropa personal de calle. Ventilación inadecuada y falta de climatización.
  5. En la zona de cocina-comedor no hay espacio suficiente ni ventilación adecuada, faltan productos de limpieza y desinfección. No se limpia diariamente.
  6. Gestión de residuos inadecuada.
  7. Vehículos. Falta de limpieza y desinfección profesional. No hay disponibilidad de un espacio adecuado para la limpieza y mantenimiento diario.

Estos puntos no son elucubraciones o inventos de CSIF. Son hechos, incumplimientos evidentes del traslado de las medidas de Función Pública a nuestras Oficinas
comarcales.

De tal manera que estamos en las mismas, si bien nos puede confundir el menor número de agentes en las oficinas en este periodo. No podemos bajar la guardia y no podemos asumir que la franja nocturna se realice de forma presencial mientras no se cumpla escrupulosamente con todas las medidas establecidas de higiene, limpieza, señalización de espacios, etc., y no cejaremos en la reivindicación y denuncia si no vemos que se inician o toman las medidas consecuentes para arreglar esta situación.

Después de la breve reunión se ha hecho la visita a la Oficina Comarcal, donde se han evidenciado, aun no siendo de los peores edificios, la deficiencias y falta de organización de espacios y dependencias. La administración ha tomado nota, pero sin establecerse compromiso claro, más allá del estudio de las instalaciones actuales y de sus deficiencias más urgentes, como el arreglo del tejado.

Nuestra valoración es que queda lejos de poder ser una Oficina Comarcal moderna y eficiente para los Agentes Forestales. Hemos visto limitaciones importantes, de espacio, mala conexión a internet, una inadecuada y complicada separación de usos, no hay posibilidad de garaje y zona de mantenimiento para vehículos oficiales, ni de parking cerrado para vehículos particulares y de visitas, tampoco tiene transporte público cercano, y el sistema de calefacción y agua caliente no parece adecuado.

Existe una antigua casa forestal anexa que se podría adecuar para solucionar la disponibilidad de la segunda sala de guardia, pero se deben evaluar cuidadosamente los pros y los contras de invertir en instalaciones de este tipo o en apostar por instalaciones más modernas, eficientes y mejor situadas.