Prueba COVID-19 para los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid
15 de Mayo de 2020

Tras más de dos meses de la existencia del Real Decreto de Alarma por la COVID-19, la Consejería de Justicia, Víctimas e Interior se aviene al insistente requerimiento de CSIF para realizar la prueba a todos los empleados públicos. En concreto, ha comenzado con los servicios de emergencias e incluido, como no podía ser de otra manera, a los Agentes Forestales autonómicos. Desde el inicio del Decreto de Alarma los Agentes Forestales vienen prestando servicio, tanto de sus propias funciones como del propio control de las disposiciones de ese Estado de Alarma en el medio natural, o con el empaquetado y reparto de material sanitario o medicamentos. Lo hace porque sus funciones y potestades así lo permiten. El servicio que está dando el Cuerpo de Agentes Forestales en esta crisis se define como servicio esencial desde el primer momento de su disposición. De no serlo no hubiera podido prestarse. Es absolutamente semejante al que están prestando el conjunto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con dos únicas distinciones: que se presta en el medio natural exclusivamente y que se complementa con esas otras funciones mencionadas de apoyo al PLATERCAM. El Cuerpo de Agentes Forestales ha sido requerido por sus mandos a intervenir de lleno en el control de las personas que incumplían el Real Decreto de Alarma y en su caso, a efectuar la correspondiente denuncia. Los vehículos de Agentes Forestales han hecho sonar sus sirenas y rotativos azules, han sido escuchados a través de sus altavoces y se han enfrentado a situaciones propias de esta crisis. Por todo ello CSIF ha venido solicitando desde el inicio medidas de protección y prevención del contagio entre los agentes y con los ciudadanos; EPIs adecuados cualitativa y cuantitativamente, medidas preventivas y control exhaustivo de la operatividad, protección de agentes pertenecientes a grupos de riesgo, existencia en todas las oficinas comarcarles de material de prevención suficiente, rigor en el cumplimiento y utilización, y como base de todo lo anterior entendimos fundamental la realización de las pruebas que ahora nos anuncian. Nunca es tarde si la dicha es buena, así que celebramos la medida. Por lo que supone de prevención y vigilancia de la salud de los empleados públicos y porque, sencillamente, ratifica nuestra línea de trabajo sindical. El seguimiento y la vigilancia de la salud de los agentes forestales, como del resto de los trabajadores, es de vital importancia y un derecho laboral expresamente reconocido como tal en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. CSIF lo tiene claro y así lo viene exigiendo, ahora desde la administración se debe facilitar que dichos exámenes de salud sean organizados y reconocidos como tiempo de trabajo, conforme a la legislación vigente. El Cuerpo de Agentes Forestales está realizando un Servicio Esencial, por Orden y Mandato de la Autoridad Sanitaria del país, de España, ya que somos la policía medioambiental, la policía del medio natural, la que cuida y vigila el medio ambiente pero también la que cuida y vigila a los ciudadanos en él. No existe realidad más evidente que aquella que establece que el agente forestal está encargado de la seguridad ciudadana en el medio natural. Se nos paga por ejercer nuestras potestades y funciones que se proponen más importantes aún en situaciones de crisis como la actual, en una crisis sanitaria. Imaginen la situación ante crisis medioambientales. Debe conocerse y reconocerse, de una vez, el mayor de los respetos a las funciones que ejercemos y a las potestades con las cuales las desempeñamos. Síguenos en: Twitter: @CSIF_AFFMadrid Instagram: csif_agentesforestalesmadrid