CSIF Madrid pide a Rollán una reunión urgente y la apertura de una comisión de investigación sobre la intervención en el incendio de Cadalso
10 de Julio de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha remitido una carta al presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Pedro Rollán, para pedirle una reunión urgente y la apertura de una comisión de investigación que analice la intervención de los bomberos de la Comunidad en el incendio de Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Las Rozas de Puerto Real, que quemó 2.183 hectáreas, convirtiéndose en el mayor fuego registrado en la región en lo que va de siglo.

En la misiva, el presidente de CSIF Madrid, Manuel González Molina, tras agradecer el seguimiento del incendio realizado por el Gobierno en funciones de la Comunidad, señala que se precisa la apertura de la citada comisión de investigación para mejorar el servicio que se presta a los madrileños y para que la descoordinación y falta de previsión no se vuelva a producir en un suceso de estas características.

Durante los días que duró la extinción de este gran incendio, muchos parques de la Comunidad de Madrid se quedaron bajo mínimos, con varios parques de bomberos con tan solo un conductor y un mando, como fue el caso de Parla o Lozoyuela, con tres bomberos. “La falta de personal en los parques de bomberos durante los últimos días es evidente y pone en riesgo tanto a los bomberos como a los ciudadanos”, señala la carta.

CSIF también destaca que este gran incendio evidenció una falta de mandos intermedios y de bomberos, dejando salir camiones de bomberos “sin mandos intermedios al siniestro, poniendo en riesgo a dichas dotaciones”. En este sentido, el éxodo de bomberos de los parques madrileños al incendio de Cadalso dejó algunas instalaciones con un mando intermedio realizando el trabajo de jefe de dotación, jefe de equipo y jefe supervisor, lo que en opinión de CSIF es un “claro atentado contra la salud de los trabajadores”.

La falta de medios es otro de los puntos que denuncia la misiva remitida a Pedro Rollán. Así, se indica que hubo un puesto de mando avanzado (PMA) “diseñado para este tipo de siniestros” que no pudo ser utilizado o unidades de intervención de catástrofes que llevan casi un año de baja por falta de formación, por no hablar de los equipos NRBQ de riesgo químico biológico, que están largos periodos de baja operativa desde hace tiempo. Otra de las denuncias de CSIF es la falta de un vehículo de avituallamiento, pese a que desde este sindicato llevamos años pidiéndolo.

“(…) sabemos que este equipo de Gobierno hizo un esfuerzo grande con el impulso de medidas económicas encaminadas a la reducción de las guardias extras, pero no solo no se han reducido, sino que se han duplicado. Algo que era temporal se ha convertido en estructural, impidiendo la entrada de nuevos efectivos y sobrecargando el trabajo de todo el cuerpo de bomberos”, concluye la carta.