CSIF LAMENTA LA PUBLICACIÓN HOY TARDE Y DECEPCIONANTE DE LA ORDEN DE GUARDIAS
CSIF, estando a la espera de resultado de la demanda sobre guardias de incendios del pasado 2018, ya que la negociación ni está ni se espera, presentó escrito el pasado 5 de julio solicitando por enésima vez la negociación de este asunto, insistiendo en nuestras demandas de 2018.
08 de Julio de 2019

Lo que CSIF QUIERE: PROPUESTAS CSIF SOBRE REGULACIÓN DE SISTEMA DE GUARDIAS DE INCENDIOS FORESTALES (ya lo presentó a la Consejería en reunión 28-05-2018). Recogida por CSIF la opinión de los empleados públicos que representamos, nos trasladan que es imperiosa la necesidad de revisión y negociación de nuevo posible decreto de guardias, su reforma, o normativa pertinente, que se adapte a las actuales circunstancias normativas, socio-laborales y de estructura del combustible existente en el monte que nada tienen que ver con las existentes en 2004, y que nos gustaría que desembocaran en el diseño del mejor operativo de defensa contra incendios posible desde este mismo año 2018. Después de concentraciones y manifestaciones de todo el personal del operativo, incluso ante las Cortes de CyL, varias reuniones, convocadas algunas de ellas por el propio Consejero de FYM, participando en ellas, la última programada para el 2 de octubre de 2017 fue anulada pocos días antes y, visto que no se ha cumplido el plazo del 15 de abril de 2018 que establece el actual Decreto de 2004, por ello planteamos las siguientes propuestas: Que la regulación no debe oponerse al Decreto 59/2013, de 5 de septiembre, ni al Convenio Colectivo del Personal Laboral, y en especial en la ordenación del tiempo de trabajo, por lo que, según la experiencia acumulada en estos años, se debe concretar en detalle la forma de realización de guardias sin que sean necesarias instrucciones posteriores. Y sobre todo intentando concretar de forma escrupulosa las compensaciones en tiempo que recoge la citada normativa en cuanto a tiempos de servicios extraordinarios. Ha de tenerse en cuenta también que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado reconociendo como jornada de trabajo el tiempo de disponibilidad localizada, incluso fuera de la empresa, en relación con la interpretación de la Directiva Europea 2003/88/CE sobre tiempo de trabajo. Que debe concretarse un protocolo que claramente defina la forma de asignación de guardias según nivel de peligro declarado, evitando disparidades de criterios según provincias, relaciones personales y que evite los permanentes cambios de planes en el ámbito familiar que se tiene que adaptar al nombramiento de una guardia. Que es necesario, así mismo, un protocolo de despacho de convoys que clarifique a diario a quien le podría tocar intervenir en caso necesario, y mejorar la compensación de los mismos, en definitiva el estar fuera de casa yendo o viniendo del incendio es igual de penoso que estar en él, debemos tener muy presentes los requerimientos de inspección de trabajo de no pasarnos de 12 horas. Que debemos tener presente el nº de guardias disponibles por comarca y por CPM/CAM en la planificación ya que los requerimientos citados de inspección de trabajo de no pasarnos de 12 horas son para tener más en cuenta con el personal que toma decisiones de los cuales depende mucha gente, lo cual pasa por un incremento del nº de guardias y por un protocolo mínimo de relevos con el que se intente garantizar que solamente se llega al máximo de las 12 horas en situaciones excepcionales. Que también pasaría por un incremento en el nº de guardias específico para la creación de las BIIF provinciales que se determinen – con fecha 7 de febrero de 2018 fue aprobado uno de los puntos de la moción presentada por Ciudadanos ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León en la que se insta a la Junta a mejorar la investigación de las causas de incendios, con la creación de brigadas de investigación compuestas por Agentes Medioambientales/Forestales con dedicación exclusiva -, de forma acorde provincialmente a la siniestralidad, y que estas dispongan de una bolsa que permita acudir a los incendios en su inicio, lo que redundaría en una importante mejora preventiva, se ha invertido en formación de los Agentes y esto no supone apenas coste añadido, solamente un mínimo de material y apoyo que puede llevar a encausar al autor del presunto delito y a cobrar muchos gastos de extinción. Que se debe tener prevista bolsa de guardias para situaciones de baja del personal, no siendo de recibo que ante una baja el personal se quede sin guardia/s debiendo este ser suplido con otra persona. Que consideramos necesaria la incorporación al específico de un nº mínimo de guardias (el nº mínimo que se realice por colectivos a nivel CCAA), validado todo ello por los correspondientes reconocimientos médicos obligatorios anuales. Que es necesario recalcular los índices de vulnerabilidad potencial, peligrosidad, frecuencia y causalidad... Estos cálculos están obsoletos. Sería 2002 la última vez que se actualizó? Que, con objeto de mejorar el servicio en provincias como León o Zamora, en las que existen AM voluntarios para realizar guardias helitransportadas, se propone que la bolsa de horas helitransportadas sea autonómica, y sería deseable que se permitiera hacer guardias en el radio de acción de las bases de helicópteros (despacho automático), pudiendo salir de esta forma voluntarios para ello en todas las provincias. Que el control de cumplimiento de prevención de riesgos laborales por las cuadrillas de incendios por los AMFCMA está llevando en algunos casos a problemas con las empresas que pudieran derivar incluso en procedimientos judiciales, por lo que proponemos la correspondiente formación en la materia con la que los AMFCMA puedan acreditar el cumplimiento o no de la legislación vigente en la materia, y si esto no es posible, liberarles de la misma limitándose al cumplimiento de los tiempos de parada. Que es muy complicado llevar adelante todo el funcionamiento del operativo si no se dispone de los medios humanos necesarios; es decir, se necesita, además de todo el personal adscrito al operativo, un mínimo de AMFCMA, Técnicos, Conductores, … para dirigir la extinción con garantías y con apoyo en muchos casos para la sectorización en incendios que acaban convirtiéndose en GIF (grandes incendios >500ha), el coste y los riesgos se desmadran en estos incendios. Entendemos necesaria y urgente la cobertura de las actuales vacantes con Agentes Medioambientales y Técnicos interinos para cubrir estas necesidades. Que es muy complicado llevar adelante todo el funcionamiento del operativo si no se dispone de los medios materiales necesarios, además de los propios medios de extinción, es urgente la reposición de vehículos debidamente rotulados y señalizados (prioritarios V1 azul y V3) que permitan llegar al jefe de extinción el primero o que, al menos, no sea el último, pasaría lo mismo con la investigación (BIIF), no tiene sentido una investigación a la semana del inicio del incendio como se están realizando algunas con resultados cuando menos no deseados. Que la retribución económica de guardias que CSIF propone, de no valorarse la revisión del decreto de guardias indicada al inicio de este escrito, y, visto que no se ha cumplido el plazo del 15 de abril de 2018 que establece el actual Decreto de 2004, modificado en 2007, para la publicación de la orden anual de guardias, entendemos y por ello SOLICITAMOS, tomar como base los sueldos anuales usados en las fórmulas de 2013, que se han mantenido hasta 2015 pero, por agravio y simple comparativa con el colectivo de sanitarios (SACYL) que realizan guardias, considerar la hora de disponibilidad a un 50% de la hora de presencia, en lugar del 25% que se ha estado usando hasta 2015 (ya hay sentencias que abalan la disponibilidad como tiempo de trabajo); sumándole el incremento global del empleado público del 1% de 2016, del 1% de 2017, y el incremento retributivo para el personal al servicio del sector público para el año 2018 de un 1,75%, de acuerdo con lo estipulado en el II Acuerdo para la mejora del empleo público y condiciones de trabajo, de 9 de marzo de 2018, firmado entre el Gobierno de España y las Organizaciones Sindicales CSIF, CCOO y UGT.