En 2017 continua aumentando la Siniestralidad Laboral
11 de Abril de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, exige unas políticas preventivas eficaces que reduzcan la siniestralidad laboral, que hasta el momento solo va en aumento tras los últimos datos estadísticos provisionales publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social

En el periodo enero-febrero 2017 se han producido un total de 88.957 accidentes de trabajo con baja, de los cuales 76.939 ocurrieron durante la jornada laboral y 12.018 fueron accidentes in itínere.

Asimismo, se notificaron 105.787 accidentes sin baja ocurridos durante el periodo de referencia.

En atención a la forma o contacto que produjo la lesión, se produjeron 30.287 accidentes por sobreesfuerzo físico sobre el sistema musculo esquelético, 19.430 accidentes por choques o golpes contra objeto inmóvil, incluyendo caídas y tropiezos y 10.643 accidentes por choque contra objetos en movimiento. Estos tres tipos de formas o contactos abarcan un 78% del total de los casos. Cabe destacar también que además de los anteriores, durante el periodo enero-febrero 2017 se produjeron 2.777 accidentes de tráfico durante la jornada laboral.

Durante enero-febrero 2017 se produjeron 7.322 accidentes de tráfico in itínere, que representan un 61% del total de accidentes in itínere. Además, se produjeron 3.047 accidentes in itínere por choques o golpes contra objeto inmóvil, incluyendo caídas y tropiezos, que representan el 25% del total de accidentes in itínere.

Se registraron 13 accidentes mortales in itínere a consecuencia de accidentes de tráfico, 2 a consecuencia de infartos y derrames cerebrales y 1 por otras causas.

CSIF se alarma ante la invisibilidad de los empleados públicos en las estadísticas nacionales de siniestralidad laboral. No existe un registro global en el que se sumen los datos de los accidentes laborales del Sistema Delt@ y los comunicados a las mutualidades MUGEJU, ISFAS y MUFACE. Por tanto, esto supone que quedarían fuera de los estudios estadísticos nacionales y las correspondientes planificaciones preventivas. Exige un sistema de notificación y registro nacional único y fiable.