CSIF se reúne con la Consellería de Agricultura tras el asesinato de dos agentes rurales
25 de Enero de 2017

A raíz del triste suceso en el que dos compañeros agentes rurales fueron asesinados en la provincia de Lleida el pasado 21 de enero por un cazador, la Generalitat de Cataluña, con la participación de CSIF y del resto de sindicatos representativos del cuerpo de Agentes Rurales, han iniciado la revisión integral de los protocolos de actuación de los agentes y de las condiciones de seguridad en las que actualmente prestan sus servicios.

Se trata de identificar aquellos servicios de inspección que potencialmente llevan aparejado un mayor riesgo y dotar a los agentes de medios materiales de seguridad activa y pasiva, que permitan otorgarles un eficiente grado de seguridad, minimizando al máximo los riesgos, para que no se repita una situación parecida y evitando poner en peligro la vida de los funcionarios.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en el conjunto de las administraciones públicas, debemos recordar que corresponde al Comité de Salud laboral adoptar las medidas preventivas en materia de seguridad y salud laboral.

El cuerpo de Agentes Rurales de la Generalitat de Cataluña dispone de un comité de seguridad propio en el cual se venían realizando las correspondientes evaluaciones de riesgos de las diferentes actividades que los agentes llevan a cabo diariamente, sin embargo, los técnicos de prevención encargados de valorar los riesgos y adoptar las medidas de seguridad disponen de la formación necesaria en medicina del trabajo, seguridad en el trabajo, ergonomía y psicología aplicada e higiene industrial pero nulos conocimientos en materia de protocolos relativos a cuerpos de seguridad y técnicas a aplicar en actuaciones policiales por no ser éstos conocimientos propios de su labor profesional.

En diversas ocasiones se había planteado la necesidad de dotar al cuerpo de un protocolo de actuación contra agresiones pero el servicio de prevención siempre lo creyó innecesario. La falta de acuerdo con la administración ha impedido contar con dicho protocolo hasta el momento.

Dado que el comité de salud laboral puede incorporar puntualmente asesores especialistas en las citadas materias, el Departamento de Agricultura, al cual se encuentra adscrito el Cuerpo de Agentes Rurales, incorporará asesores especialistas del Departamento de Interior que ayudarán a identificar qué tipo de dotación material es necesaria para cada actuación, en función de los riesgos esperados, al objeto de ofrecer seguridad a los agentes ante una posible agresión.

Desde CSIF creemos que las diversas medidas, ampliamente utilizadas habitualmente por los cuerpos y fuerzas de seguridad y sin ánimo de exhaustividad, deberían incluir: formación específica, chalecos antibala, espráis de defensa, armas cortas o largas, cámaras de grabación y envío automático de imágenes al Control Central.

Y creemos que es importante recordar que, ya con anterioridad a la transferencia del cuerpo de guardería forestal del Estado a las comunidades autónomas, estos funcionarios disponían de un arma asignada de forma personal, generalmente carabinas, aunque también se dotaba de armas cortas a los guardas mayores.

Actualmente, el grupo especial de agentes rurales dedicado a realizar labores anti furtivismo, dispone y utiliza habitualmente armas largas, chalecos antibala y realizan el servicio con un mínimo de efectivos, siempre superior a dos, en función del tipo de actuación prevista.

Se trata, por tanto, de extender las actuales medidas al resto de agentes en plantilla para su uso en servicios ordinarios y, si cabe, incorporar nuevos elementos de seguridad adicionales, con el asesoramiento de especialistas de los cuerpos y fuerzas de seguridad, evitando que el único elemento de defensa sea la palabra y la psicología del agente.

El asesino confeso de nuestros compañeros les disparó a la cabeza sin mediar palabra alguna y si como parece desprenderse de la investigación efectuó cuatro disparos con su escopeta, solamente existen dos posibilidades: que recargara el arma o que, incumpliendo la normativa, hubiese retirado el limitador de la escopeta permitiendo así una capacidad de cinco disparos.

Para estos casos, cada vez más habituales, desde CSIF Prevención de Riesgos y CSIF Agentes Rurales, defendemos la aplicación de otras medidas disuasorias que dada la tecnología actual no sería difícil implementar, como la exigencia a los cazadores de comunicación personal previa del coto o paraje donde tienen intención de cazar, mediante una página web aplicación móvil habilitada al efecto que permita controlar a posteriori a los cazadores que se encontraban presentes en un coto o paraje determinado. De hecho, hace dos años que durante el mes de agosto funciona un sistema parecido en materia de comunicaciones excepcionales de caza de jabalí mediante el cual el responsable del coto comunica el día y el paraje donde se va a efectuar la batida.

A su vez, desde CSIF exigimos al Estado un riguroso control de las armas de caza y la modificación inmediata del Reglamento de armas vigente al efecto de prohibir la tenencia de armas con limitador extraíble.

Otra de las medidas solicitadas desde hace años es el incremento de plantilla aunque en éste caso las limitaciones vienen impuestas por las medidas de austeridad marcadas por el Estado. El cuerpo de Agentes Rurales perderá el 50% de su plantilla en 15 años a consecuencia de las jubilaciones lo que sumado a la infradotación existente supondrá un grave problema a corto plazo.

Desde CSIF hemos solicitado el refuerzo del control central y de los controles territoriales que nos dan soporte en caso de emergencia y visualizan la localización de los vehículos en cada momento. Solamente el incremento de plantilla en los controles permitirá aumentar el soporte a los agentes, especialmente si se decide implantar el sistema de video vigilancia.

Lamentablemente no podremos devolver la vida a nuestros compañeros pero exigiremos que se dote de los medios de seguridades suficientes y razonables al resto de la plantilla para evitar que cualquier otro agente, su familia, amigos y compañeros tengan que volver a pasar por tan dolorosa situación en Cataluña o en cualquier otra comunidad autónoma.

Solamente cabe esperar que la aplicación de las medidas esbozadas no se vea truncada por la falta de aprobación de los presupuestos autonómicos que conlleven un adelanto electoral, pues se retrasaría la aprobación de las mismas.

Debemos aprovechar para agradecer las muestras de apoyo a familia y compañeros del cuerpo, el desplazamiento a Lleida de numerosos agentes de toda la península para despedir a Xavier y David y, en general, el soporte emocional que diversos colectivos y muchos ciudadanos anónimos nos ha hecho llegar.