CSIF considera que es el momento de poner fin a la 'tasa Page-Cospedal'
Tras el anuncio de Ruiz Molina en las Cortes

-La Central Sindical Independiente y de Funcionarios considera necesario el acuerdo político para acabar con el maltrato que sufren los empleados públicos
20 de Octubre de 2016
 Juan Alfonso Ruiz Molina, consejero de Hacienda y Administraciones Públicas

Juan Alfonso Ruiz Molina, consejero de Hacienda y Administraciones Públicas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) valora los esfuerzos llevados a cabo por el Gobierno regional en la senda de la reconstrucción de los derechos perdidos por los empleados públicos en los últimos años, pero al mismo tiempo considera que es el momento de acabar con la 'tasa Page-Cospedal', medida única en España que detrae un 3 por ciento de los salarios de los trabajadores en el sector público. De esta forma, el aviso realizado esta mañana por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, de que no se procederá a la subida salarial del 1,5 por ciento si no se aprueban los Presupuestos Generales de 2017, es un anuncio preocupante para CSIF, que por otra parte confía en los acuerdos entre los diferentes cuerpos políticos para que salgan adelante los mencionados presupuestos por el bien de Castilla-La Mancha.

La situación de indefensión y maltrato que sufren los empleados públicos provienen de las decisiones tomadas por los diferentes gobiernos regionales en los últimos años, entre las que se incluyen las firmas de un vejatorio acuerdo con sus sindicatos afines (CCOO, UGT, ANPE y SATSE) para la merma de derechos, por lo que CSIF aboga por la voluntad y diálogo político para apostar de una vez por todas por los empleados públicos.

CSIF recuerda que el sector público es el más importante en la economía de Castilla-La Mancha representando un 19,8 por ciento del total de la riqueza de la región. En este sentido, el sindicato, el más representativo en las administraciones públicas, considera necesarias otras medidas como la recuperación de la jornada de 35 a través de otras alternativas, tales como el periodo de cortesía, la jornadas de formación o la conciliación de la vida familiar y laboral, y las convocatorias de Ofertas de Empleo Público acordes con las necesidades, así como el abono de la totalidad de la paga extra de 2012.