CSIF constituye el Grupo Nacional de Agentes Forestales para lograr una Ley Básica Estatal
19 de Octubre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha constituido un grupo de trabajo a nivel nacional sobre Agentes Forestales y Medioambientales para coordinar las reivindicaciones laborales de este colectivo en el conjunto del Estado.

En este sentido, CSIF mantuvo esta semana una ronda de contactos en el Congreso de los Diputados, con la diputada socialista Zaida Cantera, junto a otras organizaciones y la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA), con el fin de lograr una Ley Básica que regule las funciones de este colectivo a nivel Estatal.

Esta Ley, en opinión de CSIF, debería establecer las funciones de los Agentes Forestales en tres ámbitos concretos: reforzar su condición como agentes de autoridad y policía judicial, así como el resto de sus funciones relacionadas con el cuidado del medioambiente.

El motivo de la reunión, a la que asistieron también miembros de la AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales) y delegados de otras centrales sindicales, fue la de darnos a conocer una Proposición no de Ley para la creación de un grupo de trabajo que aborde la elaboración de un Estatuto Básico para Agentes Forestales y un marco regulador de su actuación y pertenencia.

El colectivo de Agentes Forestales y Medioambientales están definidos en la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes como:

Funcionario que ostenta la condición de agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de vigilancia, policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6 del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, actuando de forma auxiliar de los jueces, tribunales y del Ministerio Fiscal, y de manera coordinada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con respeto a las facultades de su legislación orgánica reguladora.

La gran mayoría de ellos pertenecen a las Administración Autonómicas, estando regulados en las mismas con distintos tipos de normativas: reglamentos, leyes, e incluso figuran en Estatutos de Autonomía. Aunque en su esencia, en todas las Administraciones sean policía encargada de la protección del medio ambiente con la dualidad de ser policía administrativa y judicial, ante tal abanico de regulaciones parece necesaria una regulación básica a nivel estatal, en que se reflejen al menos su condición, competencias, potestades y funciones y, en la medida de lo posible, una misma denominación, uniformidad, he imagen corporativa.