CSI·F Insiste en negociar un plan anti-incendios con tres nuevos parques comarcales de bomberos profesionales para León
18 de Agosto de 2014

CSI-F Insiste en negociar un plan anti-incendios con tres nuevos parques comarcales de bomberos profesionales para León

El sindicato independiente propone negociar un plan de extinción de incendios más realista, que de respuesta a sucesos como el incendio de Astorga de ayer. Un plan que reclama crear tres nuevos parques comarcales; y que el servicio contra incendios forestales se mantenga todo el año.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) de León insiste en demandar la creación de –al menos- tres nuevos parques comarcales con bomberos profesionales, “desde el convencimiento de que es la forma de conseguir que el reciente plan de extinción de incendios presentado por la Junta y la Diputación de León se ajuste a la realidad de las necesidades, y solucione las carencias de la provincia en la lucha contra el fuego”.

El incendio declarado ayer en pleno centro de Astorga es una prueba más de las carencias existentes. El camión del Ayuntamiento sólo dispone de un conductor recientemente contratado por el empeño de la Corporación municipal pero sin más dotación, por lo que fue necesaria la colaboración de dos camiones del operativo de incendios forestales de la Junta de Castilla y León y un Agente Medioambiental que se pusieron a disposición del Ayuntamiento, gracias a estos, a efectivos de la Policia Local y a la colaboración ciudadana se logró la extinción y que el fuego no se extendiera a inmuebles adyacentes.

El responsable de CSI·F del sector de administración autonómica en León, Pedro Bécares, recuerda que la Junta de Castilla y León dispone de medios materiales y humanos, como los camiones motobomba con sus dotaciones, que han tenido que actuar ayer, y vigilantes, que pueden apoyar a los parques que se creen. De hecho, “esos medios de la Junta acuden siempre a los incendios urbanos para los que son requeridos, y se ponen a disposición de la autoridad competente”, apunta Bécares. El problema es que estos medios anti-incendios de la Junta sólo trabajan de 3 a 9 meses, por lo que CSI·F propone mantener el servicio todo el año, “y aprovechar su experiencia y profesionalidad, especialmente en los incendios en interfaz urbano-agroforestal”. Ayer ha habido suerte.

Ante la reciente firma de colaboración entre la Diputación de León y la Junta de Castilla y León, para crear y potenciar los parques municipales de bomberos, CSI·F cree “necesario y conveniente, mejorar y optimizar, como no puede ser de otra manera, todos los recursos públicos materiales y humanos existentes en la lucha contra incendios; así como respetar el escrupuloso cumplimiento de la ley de seguridad ciudadana de la Junta, que establece que el servicio de extinción de incendios debe ser prestado por profesionales”.

En este sentido, los medios del operativo de extinción de incendios forestales de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en León son, en la actualidad, 16 camiones con dos dotaciones (32 conductores y 32 peones), 2 motobombas (Riaño y Cepeda), 2 pick-up (Consejo Comarcal de El Bierzo) conveniadas, y 18 puntos de vigilancia (36 vigilantes), apunta CSI·F.

Se trata de empleados públicos, trabajadores fijos discontinuos, con periodos de llamamiento que van desde 3 a 9 meses al año, por lo que CSI·F lleva años proponiendo a la Consejería ampliar progresivamente esta temporalidad, hasta cubrir todo el año. El objetivo es garantizar la prevención de los incendios forestales todo el año, prácticamente inexistente ahora fuera de la temporada de peligro alto, lamenta CSI·F. Se da la circunstancia, además, de que los meses en que la flota de camiones de la Junta no está operativa, sigue soportando diversos gastos fijos, como seguros, mantenimiento, revisiones y averías, que se producen al tener los vehículos parados largos períodos de tiempo.

CSI·F insiste en que “mantener en la provincia de León un plan anti-incendios con el apoyo de los medios materiales y humanos de la Junta existentes en la actualidad, durante los 12 meses del año, supone un ínfimo incremento en el presupuesto, que por el contrario redundará positivamente en la mejora del empleo, y asegurará un servicio anti-incendios necesario y eficaz en toda la provincia”.

Por todo ello, la propuesta que plantea CSI·F a la Junta y a la Diputación recoge cinco puntos concretos. El primero es la creación de, al menos, tres parques comarcales con bomberos profesionales, que deben ubicarse de forma estratégica en la provincia, teniendo en cuenta los dos existentes de León y Ponferrada.

Esta creación requiere un aumento hasta los doce meses del personal fijo discontinuo de la Junta, “que permita apoyar a los parques todo el año, complementando de forma profesional la prestación del servicio. Se trata de personal perfectamente cualificado y con la experiencia suficiente en extinción de incendios, que no se puede desaprovechar, en especial, en la interfaz urbano-forestal”, indica CSI·F.

El sindicato independiente valora positivamente el acuerdo firmado por la Junta y la Diputación, para colaborar con las entidades locales que dispongan de dotación personal y de medios para la extinción de incendios tanto urbanos como forestales y rústicos. Una iniciativa compatible con la propuesta de CSI·F, que se complementa con la petición de la mejora de la formación del personal, y la coordinación de emergencias para todos los medios existentes. Con el fin de conseguir estos objetivos, CSI·F anima al resto de centrales sindicales a sumarse al apoyo de la iniciativa, dejando fuera toda politización, ya que la propuesta planteada es una solucion viable economica y funcionalmente.

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: