Los trabajadores de la Justicia “toman” Madrid y muestran su rechazo a la reforma de la LOPJ
Una imagen vale más que mil palabras…
19 de Noviembre de 2018

Desde CSIF queremos agradecer a todos los compañeros que han secundado la huelga general y a los más de 10.000 trabajadores de la administración de justicia que el pasado viernes, desde toda España, participaron en la gran manifestación que llenó la Gran Vía de Madrid de un lado a otro y de arriba a abajo. Para CSIF, es lamentable que la Ministra Delgado niegue la realidad planteando una guerra de datos estéril y pierda la oportunidad de reconducir la situación. La pelota está en su tejado y en el de los grupos parlamentarios hasta el 11 de diciembre en el que se prevé la votación en el Senado de la reforma.

La voz de los trabajadores de Justicia se oyó, alto y claro, desde el Ministerio hasta el Senado pasando por todas las sedes judiciales del país, en defensa de su derecho fundamental a negociar sus condiciones de trabajo y en defensa del servicio público de la Administración de Justicia por encima de los apaños y tejemanejes políticos en su lucha por controlar políticamente la oficina judicial y fiscal, además, del reparto infame de puestos en el Consejo General del Poder Judicial contraviniendo las más elementales medidas de garantía de la independencia del Poder Judicial recogidas en el informe GRECO.

El pasado viernes, Letrados, Cuerpos Generales y Especiales, denunciaron a voz en grito una vez más, la precariedad de medios materiales y personales que, secularmente, padece la Administración de Justicia. Los mismos que están hartos de que el problema de la Justicia se reduzca a una falsa independencia que nadie de verdad quiere o, solamente, a los problemas de Jueces y Fiscales. Los que están hasta las narices de que se juegue con sus condiciones de trabajo sin la transparencia ni la participación que les garantiza la Constitución española y la normativa española y europea a través de las organizaciones sindicales.

La Ministra y los grupos parlamentarios no pueden sorprenderse de que la Justicia se movilice. Desde que se introdujeron las enmiendas en noviembre de 2017, CSIF ha venido advirtiendo de que no se iba a permitir la vulneración del derecho de negociación colectiva. Lo hizo con Catalá que no cumplió su compromiso de retirar las enmiendas y lo hizo con Delgado que no ha hecho nada para que esas enmiendas se retiraran. Han sido varias las reuniones que CSIF ha mantenido con los grupos parlamentarios y el Ministerio de Justicia intentando que el acuerdo político dejara al margen las condiciones de trabajo para favorecer la apertura de la mesa de negociación sin imposiciones previas. CSIF ha secundado todas las iniciativas conjuntas con el resto de los sindicatos, recogida de firmas, concentraciones de delegados, huelga y manifestación en Madrid desde noviembre de 2017 y CSIF ha puesto en solitario en marcha iniciativas propias ante el Defensor del Pueblo y las Instituciones Europeas.

Para CSIF este aviso del #16N debe servir para que los grupos parlamentarios y el Ministerio de Justicia reflexionaran y se buscaran fórmulas para resolver el conflicto dejando sin efecto las reformas y restituyendo el derecho de negociación colectiva desde el principio. En este sentido, la Ministra de Justicia tiene encima de la mesa una petición de reunión urgente con los sindicatos más representativos de Justicia en la que tiene la oportunidad de ofrecer garantías de que eso va a ser así.

CSIF va a continuar defendiendo el derecho de negociación colectiva como parte esencial del derecho de libertad sindical. CSIF va a seguir presionando para conseguir la retirada de las enmiendas que afectan a condiciones de trabajo y que no han sido objeto de negociación y para ello CSIF utilizará cuantas iniciativa y medidas de presión considere necesarias para que se respeten las condiciones laborales de los trabajadores de la administración de justicia, porque los derechos no se pierden, los derechos se defienden.


Ver Galería