CSIF solicita a la Xunta la convocatoria de Mesa Sectorial para negociar la mejora del acuerdo
Ante los anuncios de que el acuerdo firmado ayer por la Xunta y tres sindicatos va a ser alterado
24 de Mayo de 2018

CSIF valora positivamente la posible introducción de la cláusula de retroactividad, pero, al no figurar en el acuerdo, su negociación y adopción corresponde a la Mesa Sectorial y no a la comisión de seguimiento del mismo

Por otro lado, que la Xunta se comprometa a estudiar una clara mejora del texto que propuso demuestra, tal y como decía CSIF, que la propuesta de la Administración se podía y se puede mejorar

Es por este motivo por el que CSIF propuso e insistió en la vía de la mediación como la mejor forma de llegar a un nuevo documento y evitando que el desgaste en la relación tras el largo conflicto pudiera afectar a la posibilidad de redactar un nuevo documento que pudiera ser aceptado por la inmensa mayoría de los trabajadores.

CSIF cree que aún se está a tiempo de intentar esa mejora del texto y si la Xunta, está dispuesta a introducir mejoras, debe convocar la Mesa Sectorial y permitir que se realicen alegaciones a la propuesta para debatirlas y, en su caso, adoptarlas.

Para CSIF es esencial que la Xunta sepa y comprenda que:

  • No puede ni debe cerrar el conflicto en falso
  • No puede ni debe finiquitar una huelga imponiendo una propuesta que es idéntica a la que fue rechazada por los trabajadores

La Xunta tiene la obligación de buscar un nuevo equilibrio que permita restablecer las condiciones de estabilidad laboral en la prestación del servicio público de la Administración de Justicia en la Comunidad autónoma.

Ese equilibrio no se puede conseguir imponiendo un acuerdo rechazado por los trabajadores y firmado por menos del 50% de la representación sindical. Ni mucho menos lo va a conseguir modificando en la comisión de seguimiento a las primeras de cambio, vulnerando el derecho de negociación colectiva desviando su ejercicio fuera de la mesa sectorial de Justicia. La pelota está en el tejado de la Xunta que, por responsabilidad, debería convocar la mesa sectorial cuanto antes.