CSIF solicita al Ministro de Justicia que retire las enmiendas a la reforma de la LOPJ
16 de Marzo de 2018

CSIF y el resto de organizaciones sindicales hemos remitido escrito al Ministro de Justicia solicitando que retire las enmiendas presentadas a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial y que se convoque de manera inmediata la Mesa de Negociación donde deberán abordarse, en el seno de la negociación colectiva, todas aquellas que afectan a las condiciones laborales de los empleados públicos de la Administración de Justicia, así como las que propongamos desde la parte social que suscribe este escrito.

Para CSIF, tanto el fondo de las propuestas de modificación de la LOPJ, como la forma en que se están intentando llevar a la práctica, constituyen una grave agresión a nuestros derechos individuales y colectivos, motivo por el cual le exigimos una rectificación inmediata.

Como ya informó CSIF, la reforma que se pretende llevar a cabo sobre la LOPJ supone entre otros:

  • Supresión de los actuales centros de destino, limitándolos al conjunto de los puestos que radiquen en el mismo municipio. Lo que supone la discrecionalidad a la hora de encomendar funciones y tareas y en contra del principio de especialización que se proclama en la propia LOPJ. Como ya ocurrió en 2010, CSIF se opondrá a esta utilización de los profesionales de la Justica como muebles.
  • Incremento de la capacidad discrecional de los Letrados a los que se atribuye no sólo la dirección técnico procesal de la oficina sino también la funcional, lo que puede tener consecuencias en la posibilidad de disfrutar de permisos, vacaciones y licencias, así como para castigar o premiar discrecionalmente y para atribuir la “ejecución” de funciones (lo que consagra el principio de que unos trabajan y otros cobran) y a mover a “sus” funcionarios a su antojo.
  • Incremento de la politización y control político de la oficina judicial, reforzando el carácter jerarquizado de toda la oficina en lo que se refiere a las órdenes dictadas desde el propio Ministerio. Un camino que sigue la estela de la perniciosa introducción de los puestos de libre designación, especialmente, de Secretarios de Gobierno y coordinadores y del nombramiento a dedo de los Letrados del Tribunal Supremo.
  • Indeterminación del destino real (y en consecuencia de las funciones y tareas atribuidas, así como de la posibilidad de establecer castigos y premiso relacionados con el destino) con:
    • La creación de secciones dentro del mismo orden jurisdiccional, servido por dos o más jueces
    • La creación de órganos comarcalizados, que asuman su competencia sobre varios partidos judiciales
    • Que una única UPAD preste servicio a varios órganos unipersonales del mismo orden jurisdiccional
  • Limita las causas de nombramientos del personal interino, limitando el nombramiento de refuerzos a un plazo máximo de seis meses