CSI•F denuncia el doble lenguaje del Ministerio sobre el Registro Civil
Reforma trampa de la Ley 20/2011, del Registro Civil, al margen de la mesa de negociación de Justicia
26 de Febrero de 2017

Con esta actitud es imposible que CSIF, sindicato mayoritario en la Administración de Justicia, firme compromiso alguno sobre la reforma de la Ley 20/2011 que el Ministro de Justicia quiere presentar en el Congreso de los Diputados.

Para CSIF el Ministerio de Justicia falta a sus compromisos en materia de Registro Civil, está ocultando información a las organizaciones sindicales y se niega a negociar de forma transparente el diseño y organización del nuevo modelo.

CSIF le recuerda al Ministerio de Justicia que en julio de 2014 firmó un acuerdo en el que se garantizaba el mantenimiento y reforzamiento de las funciones de los Juzgados de Paz en relación, entre otras materias, con el Registro Civil. CSIF le recuerda al Ministro de Justicia que se comprometió a negociar desde cero el nuevo modelo de Registro civil (abril de 2015) y que el pasado día 7 habló de estabilidad en las plantillas y respeto a los derechos laborales de los funcionarios de Justicia de los Registros Civiles.

CSIF ha tenido conocimiento del contenido de diversas reuniones con las CCAA con competencias y con asociaciones corporativas en las que, a partir del 1 de julio se abre un periodo transitorio en el Registro Civil dejando caer que la actual demarcación se vería modificada con la supresión de destinos y la eliminación de competencias en los Juzgados de Paz.

Para CSIF la negativa a trasladar el contenido de la propuesta del día 7 en su totalidad, la reticencia a negociar paralelamente el diseño del nuevo Registro Civil, la falta de información y de participación sobre el nuevo programa del Registro Civil y el doble lenguaje, nos sitúan en una negociación trampa por el que se nos pide la firma de un cheque en blanco sobre la reforma del Registro Civil, salvo que exista rectificación inmediata del Ministerio de Justicia.