Circular de CSIF ante la privatización del Registro civil
17 de Febrero de 2014

CSIF exige al Ministro Gallardón que dé explicaciones sobre su decisión de privatizar el Registro civil.

En una carta dirigida al Sr. Gallardón CSIF le expresa su sorpresa e indignación tras haberse descubierto las negociaciones secretas que mantenían con los Registradores y filtrarse la decisión del Ministerio de privatizar finalmente el Registro civil. Por otro lado, CSIF considera lamentable las últimas declaraciones del Ministerio desmintiendo al Decano-Presidente del Colegio de Registradores en un grotesco ejercicio de “matar al mensajero” y volviendo a la milonga de que aún no hay nada decidido.

CSIF se dirige al Presidente del Colegio de Registradores para que rechace la asunción de competencias de Registro civil.

En su escrito CSIF le recuerda al Sr. Aguilera las condiciones que pusieron en la Asamblea General de Zaragoza y el valor jurídico vinculante de sus acuerdos de conformidad con los Estatutos de esta organización colegial.

CSIF se pone en contacto con los grupos parlamentarios para instar la defensa del servicio público del Registro civil.

La actitud del Ministerio es un ataque a la profesionalidad de los funcionarios de Justicia. No se puede decir que el Registro civil estará garantizado por los Registradores como ha hecho Gallardón porque eso supone decir que, hasta ahora, no estaba garantizado.

A este respecto, la privatización del Registro civil supone:

  • un despilfarro de medios materiales (182 millones de euros en digitalización que se van a regalar y varios millones del INFOREG que se perderán),
  • un despilfarro de la experiencia y formación de los funcionarios de Justicia en materia de Registro civil,
  • un despilfarro del potencial de estos funcionarios para asumir los retos de la necesaria modernización del Registro civil.

CSIF hace un llamamiento a la unidad de todos los colectivos de Justicia en defensa del Registro civil.

En CSIF creemos que la situación es lo suficientemente grave como para que busquemos puntos de encuentro en esta materia y formemos un frente común contra la privatización del Registro civil pero también como demostración de nuestra capacidad para asumir el reto de su necesaria modernización.


Ver Galería