SEPE. Escrito Contestación al Director Provincial de Madrid Sobre la Instrucción de Horario.
05 de Mayo de 2020

DIRECTOR PROVINCIAL DEL SEPE. MADRID

Estimado Director: Ante todo, disculpe el retraso en la contestación, las reuniones celebradas en lo que respecta a la reincorporación del personal en la AGE con Función Pública e, indistintamente, la que afectó al propio SEPE, no me han permitido dirigirme antes a usted en este sentido. También le agradezco el tono de su escrito, como no puede ser de otro modo. Pero, sin acritud, indicarle que el que no le conste queja alguna a este respecto de ningún trabajador u otro Sindicato no significa que nosotros no las hayamos recibido. Entenderá, en este sentido y con la carga de trabajo que estamos gestionando, que no tenemos interés alguno en perder el tiempo en comunicaciones o solicitudes gratuitas que en nada beneficiarían al conjunto de la plantilla de esa Dirección Provincial, como tampoco tenemos la pretensión de hacérselo perder a usted por idéntico motivo. Entrando en el fondo de la cuestión y en relación a lo que se discute por esa parte respecto a lo solicitado, no tenemos por menos que insistir, no estando de acuerdo con lo expuesto en su contestación. “En un primer momento se instauraron turnos de trabajo para evitar confluir todos los trabajadores en los lugares de trabajo de modo que unos, unos días trabajaban presencialmente, y otros, se quedaban en casa….” Probablemente, y habida cuenta de lo que refiere, mucho nos tememos que no ha sido informado convenientemente. No se aplicó ese procedimiento a la totalidad de las unidades, siendo varios los ejemplos a este respecto. Sólo tiene que constatar con la unidad de personal lo que asevero. Lo que sí es un hecho es que se dejó a criterio de los responsables de los centros de trabajo adscritos a esa Dirección Provincial la aplicación de esta medida de prevención y seguridad contra el COVID-19, de tal manera que, en la práctica y en idénticas circunstancias, ha habido trabajadores que han tenido la posibilidad de acogerse a esos turnos, y otros no, insistimos en que según el propio criterio de cada responsable del centro de trabajo. Cuestión ésta que no deja de ser de todo punto injustificable, porque se dejó en manos de tales una decisión con repercusión sanitaria de profundo calado, sin ningún tipo de formación o preparación específica a este respecto, que afectaba indefectiblemente a la seguridad y salud de los trabajadores a su cargo como a su entorno familiar más cercano, y máxime cuando los equipos de protección individual (guantes, mascarillas, hidrogel, etc.) han brillado por su ausencia, como hasta hoy, y desde entonces. Seguir leyendo en documento adjunto.