EXTERIORES. CSIF AVISÓ.
17 de Abril de 2020

Estimados compañeros/as,

CSIF ya expuso el día 6 de marzo en reunión del Comité de Seguridad y Salud celebrado en el MAEUEC, las medidas de protección a sus empleados que se estaban empezando a tomar en algunas empresas en relación el COVID-19. Por aquellas, para los asesores médicos de nuestro Gobierno, era poco más que una simple gripe, hoy poco más de un mes después, vemos la dimensión que ha tomado la tragedia. En aquella reunión del día 6, tres días antes de los eventos multitudinarios celebrados tanto en el Palacio de Santa Cruz como en la Escuela Diplomática el día 9, para celebrar el día de la mujer (8 de marzo), CSIF entregó recorte de prensa con una noticia aparecida en el periódico económico CINCO DIAS del 4 de marzo con las medidas adoptadas por Telefónica ante la aparición de un contagiado entre sus empleados. Asimismo, y viendo el cariz que estaban tomando los acontecimientos en Italia, denunciamos que en el Consulado en Milán no se había tomado ninguna medida, y la atención al público se estaba realizando del mismo modo que antes de la aparición de la pandemia.

No ponemos en cuestión la actuación de la D.G. del Servicio Exterior salvo que no proporciona datos de la incidencia del COVID-19 entre nuestros compañeros del Servicio Exterior y que ha desoído nuestra recomendación para que todas las actuaciones en las diferentes Representaciones en el exterior estuviesen bajo el paraguas de los Servicios Centrales y se unificara el criterio de actuación ante cada estadio de los acontecimientos. No se ha procedido de este modo y ello ha llevado a que se produzcan no pocos desencuentros entre bastantes Embajadores, más preocupados por mantener la Embajada a pleno rendimiento sin hacerse eco de las recomendaciones emitidas por diferentes estamentos en cuanto a teletrabajo, turnos, etc, y los trabajadores, muchos de ellos con patologías sensibles ante este virus.

Asimismo, estamos constatando que en algunas Representaciones está, al contrario que en Servicios Centrales, primando el trabajo presencial al teletrabajo, con un alto porcentaje de trabajadores que asisten a diario a sus puestos en sitios donde se han dado ya casos positivos por COVID-19.

CSIF ha sugerido igualmente que allí donde no sea posible cerrar una Embajada, se establezcan turnos diferenciados de empleados, donde los de un turno no puedan relacionarse con los de otros turnos para aislar los posibles contagios. No tiene lógica que unas personas teletrabajen y otras hagan trabajo presencial todos los días porque de este modo es más probable la propagación del virus.

Tenemos conocimiento de casos donde poco menos que se ha amenazado con la destitución en su puesto a quien ha solicitado el trabajo no presencial, en prevención de un posible contagio por ser personal de riesgo. Todo esto y otros casos más, derivados de cómo hemos dicho antes, la falta de unas instrucciones claras, precisas y uniformes de actuación en el Servicio Exterior, muy diferente a lo acontecido en los Servicios Centrales, donde todo han sido facilidades para las personas con patologías como cardiopatías, broncopatías, trasplantados, mujeres embarazadas o las personas a cargo de otras en situación de riesgo.

Algunos casos se han puesto en conocimiento de la Subsecretaria o del DG del Servicio Exterior. Otros muchos no, porque los interesados no nos han autorizado por temor a represalias (otra vez topamos con la libre designación).

Desde CSIF os animamos a que pongáis en conocimiento de cualquier Sección Sindical aquellos lugares donde no se estén llevando a efecto las medidas de protección adecuadas. En todo caso os queremos hacer llegar que CSIF estudiará llegado el momento las acciones oportunas contra los responsables que se hubieren negado a tomar aquellas medidas para salvaguardar la salud y seguridad del personal funcionario y laboral, del mismo modo que ha procedido contra el Ministro de Sanidad.

Saludos,