BOLETIN AGE- EXTERIORES.
01 de Febrero de 2018

En 2018 nace el empleado público de España en el
exterior LOW COST


El empleado público de España en el servicio exterior como se vislumbraba hasta el año
2009 ha dejado de existir, donde se asentaban su estabilidad pensando que si era
honrado, disciplinado, y cumplía sus funciones de forma eficiente “ha finalizado”.
Ha pasado a ser de la clase de los “vulnerables” o como dicen en diversos medios de
comunicación a la “clase Ryanair”, ha nacido un empleado público en el exterior de
bajo coste en el que el futuro es oscuro e incierto, amparados en una Ley de “castas”
(Ley 2/2014, de 25 de marzo, de la Acción y del Servicio Exterior del Estado).
Una vez demolido el “democrático CONCURSO DE MÉRITOS” para acceder a un puesto
de funcionario en el exterior, con la elección del candidato más adecuado y profesional,
hemos acabado con una Ley que promociona todo lo contrario, el amiguismo, el
arribismo y las puertas giratorias y lo más penoso la división de castas.
Informe CSIF en que manifestamos el doble rasero que se
mantiene a nivel ministerial (Mº DE HACIENDA/MAEC), como
por decisión de la CECIR, se va actualizando para paliar su
posible pérdida aun personal funcionario de alta dirección y de
libre de “libre designación”, y el resto de personal “low cost”
como un punto y aparte.
Un nuevo año comienza y las mismas injusticias continúan. La tan necesaria y constitucional
negociación sindicatos - administración es inexistente. No se ha avanzado en ningún tema de los
propuestos en la última reunión de la comisión del personal laboral en el exterior, los trabajadores
continúan sin poder elegir a sus representantes, pues no ha habido elecciones sindicales y, como
tema sobresaliente, la congelación salarial para el personal laboral en el exterior llega a su
décimo aniversario.