¿DESMEMORIA, DESVERGÜENZA O DESPOTISMO? ARTÍCULO DE OPINION
12 de Septiembre de 2014

¿DESMEMORIA, DESVERGÜENZA O DESPOTISMO? - SI ALGUNA VEZ ESCUCHÓ, EL PP OLVIDÓ

CSI-F recuerda cuando el Partido Popular, estando en la oposición a nivel nacional, mantenía continuas reuniones con los sindicatos a las que asistían no sólo los Parlamentarios de la ciudad sino altos cargos del partido para informarse de la situación educativa, suponíamos que con un interés sincero y con unos fines meramente altruistas, pero cuál es nuestra sorpresa cuando vemos que, desde su llegada al Gobierno, no sólo no se han repetido ninguna de aquellas reuniones (a pesar de haberlo intentado este sindicato en varias ocasiones) sino que, además, no se ha creado una mesa de negociación a nivel nacional donde trasladar y trabajar en la mejora de la enseñanza en nuestra ciudad, delegando toda responsabilidad en el Director Provincial al que le otorgan capacidad de diálogo pero no de negociación.

Desde CSI-F, y para que los Señores Parlamentarios lo sepan, le vamos a enumerar algunas de las decisiones tomadas por los responsables del Ministerio a lo largo del último curso escolar y que demuestran su total desprecio a los agentes sociales, su actitud dictatorial, su desconocimiento de nuestra realidad como ciudad y sus graves desaciertos:

1.-La desaparición del C.P.R., sin que haya sido publicada ninguna normativa que ampare dicha supresión, lo que ha supuesto la modificación de la situación laboral de los docentes que realizaban su trabajo en el mismo y afectará de forma significativa a la formación de todos los docentes de la Ciudad.

2.-La pérdida del tiempo que todos los secretarios docentes de la ciudad emplearon en realizar un curso específico sobre un sistema de gestión económica durante una semana y que después no era de aplicación en los centros educativos.

3.-La no oferta de todas las vacantes existentes en los centros educativos de la ciudad (tal y como marca la normativa vigente) en los concursos de traslados, negándole el derecho al funcionario a optar a un puesto de trabajo al que aspira y más aún, cuando las convocatorias son de ámbito local y no hay peligro de que vengan docentes de fuera que mermen vacantes para nuestros profesores interinos.

4.-La escasa oferta de empleo público cuando el gasto en personal es exactamente el mismo. ¿Para qué, entonces, tanta inversión por parte de la Ciudad Autónoma en el Campus universitario si la posibilidad de trabajo para los estudiantes que finalicen su carrera como docentes es nula?

5.-La firma de un calendario escolar para 2014/15 en el mes de junio por parte del Director General y la retirada del mismo por la misma persona en el mes de julio sin dar ninguna explicación coherente ni pedagógica.

6.- La publicación de una convocatoria de Comisiones de Servicios con unos requisitos e instrucciones que cambian a su antojo una vez finalizado el plazo de convocatoria y que se saltan cada vez que conviene por razones que nunca dicen. De hecho la resolución de esta convocatoria no ha sido hecha pública, como dicta la norma.

7.-Poner encima de la mesa unos documentos para dialogar sobre la incorporación de los Orientadores del Equipo a los centros de Primaria cuando dicho documento ya había sido firmado y mandado a BOE para su publicación.

8.-Intentar implantar de forma dictatorial para el presente curso escolar la cultura digital en los centros educativos sin los recursos materiales ni la formación mínima necesaria para ello. Los obstáculos lógicos para su implantación y el rechazo por parte de la mayoría de los centros parece ser que ha sido el desencadenante de una reacción infantil y antipedagógica por parte de la Administración reduciendo drásticamente las horas que los profesores TIC dedicaban a sus funciones.

9.-No negociar la necesidad de la ampliación de cupo de profesores para el curso escolar lo que está generando falta de recursos humanos y dificultando el trabajo en las aulas. Este punto merece un tratamiento más amplio que ya se hará en su momento.

10.-Publicar una normativa sobre la implantación de la LOMCE en el mes de mayo sin negociar con los sindicatos, con unos contenidos totalmente confusos y marcando unos plazos mínimos para un trabajo ímprobo a los docentes que se hallaban inmersos en pleno curso académico.

11.- Publicar en el mes de julio unas instrucciones de principio de curso ya no sólo sin negociar con los Sindicatos y ni tan siquiera con la Dirección Provincial sino, y lo que es más grave, con algunos de sus apartados en contra de la propia ley que más tarde, y tras las denuncias de este sindicato, se tendrían que rectificar.



Al inicio del último curso de esta legislatura política CSI-F vuelve a reclamar la mesa de negociación no sólo porque es un derecho constitucional a ser escuchado sino, además, porque así lo reconoce el propio partido que gobierna (recordemos las palabras del portavoz del PP, el Sr. Floriano, cuando se dirige al resto de los partidos diciéndoles que lo que deben de hacer es escuchar la voz del pueblo y no decidir en los despachos). Vamos a predicar, pues, con el ejemplo.