CSIF celebra el descenso en un 36% de los contagios por Covid-19 entre profesionales de la sanidad malagueña pero llama a no bajar la guardia
SANIDAD
30 de Septiembre de 2021

La cifra de profesionales que han estado de baja por dar positivo ha disminuido de 104 casos a 66 durante las tres primeras semanas de septiembre, según los datos del SAS

El sindicato pide a la Junta que proporcione los EPI adecuados y necesarios y que no descuide la formación del personal eventual que es contratado en esta época del año

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), primera fuerza sindical multiprofesional del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha aplaudido el descenso de los contagios por covid-19 entre el personal de la sanidad pública malagueña, que se han reducido un 36,5% desde finales de agosto a mediados de septiembre, pero también ha instado a no bajar la guardia ahora que la pandemia regresa a sus niveles más bajos de incidencia. El sindicato ha advertido que los profesionales deben disponer de los equipos de protección individual (EPI) adecuados y necesarios y ha hecho especial hincapié en la necesidad de formación e información, en especial en los centros donde ahora entra contratado nuevo personal eventual.

Según el último informe de Prevención de Riesgos Laborales facilitado por la Consejería de Salud y Familias, los profesionales malagueños de baja por culpa del contagio como consecuencia de su trabajo eran 104 el pasado 28 de agosto, mientras que a 17 de septiembre ya eran 66; una reducción de 38 casos, que equivale a un 36,5% menos. En Andalucía, la cifra de profesionales de baja por covid-19 se ha reducido un 46,2% en este período, pasando de 458 a 246.

En Málaga, la disminución ha sido más patente entre el personal masculino (un 55,2%, de 29 a 13) que entre el femenino (un 29,3%, de 75 a 53). Por centros, el Hospital Clínico Universitario ‘Virgen de la Victoria’ es el que mayor descenso ha registrado al pasar de 19 a finales de agosto a 6 a mediados de septiembre.

En cuanto a las categorías, la de enfermero interno residente (EIR) es la que más ha bajado, en concreto un 71,4% (de 21 a 6 casos) a nivel regional. Los datos también indican que los trabajadores en situación de aislamiento en Andalucía son 16, un 78,6% menos que los 75 señalados en el anterior informe. En una de esas categorías, la de técnico superior sanitario, ya no hay ningún profesional aislado.

A pesar de la bonanza de la evolución, CSIF insiste en la necesidad de mantener la prudencia y respetar las medidas más elementales que se han venido siguiendo desde el comienzo de la pandemia. En este sentido, reitera su petición al SAS para que no escatime en medios y proporcione a todos los sanitarios andaluces el material de protección personal adecuado, en función del grado de exposición a riesgos biológicos de cada puesto. Para CSIF, el objetivo sigue siendo velar por la seguridad y la salud de un colectivo que sigue exponiéndose a diario al virus y arriesga su propia vida.

La Central Sindical, además, destaca la importancia de potenciar la información y la formación de los profesionales que se van a incorporar al sistema sanitario público, ya que hay muchos contratos que terminan el 30 de octubre y en las próximas semanas habrá contratación de personal eventual, sin olvidar que la recuperación de la presencialidad en la Atención Primaria implicará una mayor afluencia de usuarios a los centros de salud. Y subraya que hay que facilitar todos los recursos y emprender todas las acciones necesarias para que los profesionales trabajen con todas las garantías.

El sindicato también recuerda que, aunque la propagación del coronavirus vaya bajando, ya ha habido 15.166 trabajadores contagiados en el SAS (10.886 mujeres y 4.280 hombres) desde que apareció la covid-19, lo que supone casi el 13% del total de una plantilla compuesta por unos 105.000 empleados. Del total acumulado de profesionales contagiados en Andalucía, 2.636 (el 17,4%) son malagueños, 1.865 mujeres y 711 hombres.