Manifiesto de la Plataforma #DCCUdigno: Por seguridad y dignidad en urgencias extrahospitalarias
SANIDAD
30 de Junio de 2017
Momento de la protesta en la Delegación de Salud en Málaga

CSIF respalda las justas reivindicaciones de la plataforma de profesionales del Dispositivo de Cuidados críticos y Urgencias del distrito sanitario Málaga, que este viernes se ha movilizado ante la Delegación de Salud en Málaga.

Los profesionales sanitarios del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias del Distrito Sanitario Málaga, perteneciente al Servicio Andaluz de Salud, nos concentramos nuevamente para reclamar seguridad y dignidad para los pacientes y profesionales de las urgencias domiciliarias y de centros de salud. En este sentido, demandamos:

· Una mayor y mejor contratación planificada y anticipada, que permita:

1. Aumento de profesionales y puntos de fijos de urgencias en fines de semana, actualmente inferior a 2016.

2. Refuerzo de todos los puntos fijos de urgencias en horas punta, durante la época vacacional y picos de gripe.

3. Aumento de ambulancias con sanitarios, pues actualmente Málaga cuenta con 6 de día y 4 de noche para casi 600.000 habitantes.

4. Implantar guardias localizadas que eviten las reincidentes ausencias de médico o enfermera en las ambulancias, disminuyendo los ya escasos recursos existentes.

5. Remuneración adecuada de profesionales, no sujeta a la interpretación de la Gerencia del Distrito Málaga, que sistemáticamente elimina complementos y los profesionales se marchan a otros distritos para cubrir vacaciones. Esto se convierte en un doble pelotazo económico, por no pagar el complemento y por no contratar, a costa de aumentar la jornada complementaria de los profesionales actuales.

· Un nuevo marco laboral justo, que supere al acuerdo del 2007 para los Dispositivos de Apoyo y la Orden del 2000 para los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias. Que contemple un único modelo retributivo y que no esté sujeto a las interpretaciones de las direcciones de los distritos. En este sentido:

1. El nuevo acuerdo debe reconocer las peculiaridades propias de nuestro trabajo, tales como nocturnidad, turnicidad, festividad, peligrosidad por asistencias en zonas conflictivas, dispersión geográfica dado que muchos desplazamientos son por carreteras secundarias donde se producen el 90% de las muertes por accidentes de tráfico, población de referencia ya que no es igual Málaga capital que los núcleos rurales donde van muchos jefes a hacer guardias; y por último, no hay que olvidar la penosidad específica para conciliar la vida familiar y social. Además este nuevo modelo retributivo debe permitir el pago de guardias localizadas y evitar ambulancias sin personal, como hace el 061.

2. El acuerdo del 2007 nos condena a ser los sanitarios más precarios del sistema, retribuyéndonos como a un puesto laboral fijo de mañana, de lunes a viernes, en un centro de salud. Gracias al mismo, la Consejería de Salud ha triunfado en términos de ahorro, a base de imponer condiciones laborales de cuasi-esclavitud.

3. Actualmente, en el Distrito Sanitario Málaga, existen hasta 4 modelos retributivos diferentes para los profesionales del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias, todos exentos de complementos que el resto de distritos SÍ abona a sus profesionales. La Consejería de Hacienda, encabezada por la antigua Consejera de Salud, estará contenta con la Gerencia del Distrito Málaga. Los profesionales NO.

· Unas condiciones laborales dignas en los puestos de trabajo.

1. La Historia Clínica Digital no se ajusta a las urgencias de los centros de salud, siendo absolutamente disfuncional y ralentizando la asistencia, además de invisibilizar el trabajo de la enfermera y así justificar no reforzarla en periodos de alta frecuentación.

2. Revisión del protocolo de actuación ante pacientes psiquiátricos y/o peligrosos, dada la sensación de inseguridad de los profesionales durante su traslado en la ambulancia sin ningún cuerpo de seguridad a bordo.

Al respecto de las condiciones laborales, mencionar que muchos problemas tratados recientemente con la Gerencia del Distrito Málaga parecen que están en vías de solución, tales como uniformidad, instalaciones, entre otros. No obstante, conviene mencionar los más importantes y estar pendientes de su evolución, dado el nivel de enquistamiento por los años que nos acompañan:

1. Servicio de lavandería, tal como estipula el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. No es de recibo usar lavadora doméstica y exponer a familiares con riesgos biológicos y químicos propios de la asistencia urgente.

2. Formación continuada obligatoria que contabilice como jornada laboral, tal como se hace en otros distritos sanitarios (40 horas) o incluso en Atención Primaria (48h).

3. Auxiliar de enfermería, con dedicación exclusiva a urgencias, que revise almacén y caducidades, como en el Distrito Sevilla. Esto limita los errores de hacerlo por el personal sanitario a toda prisa entre urgencia y urgencia.

En definitiva, estamos hartos de sentimos usados por la administración, con una alta sobrecarga asistencial por la falta de medios y profesionales, mal retribuidos por no reconocer las particularidades de nuestro trabajo y con unas condiciones laborales muy mejorables, además de tener que suplir las múltiples carencias de servicios sociales, especialmente fuera del horario de mañana.

Por todo ello, reclamamos que se doten los recursos óptimos y adaptados al contexto de las urgencias en domicilios y centros de salud para dar respuesta tanto a demandas de asistencia sanitaria urgente como social, que exceden nuestras competencias y sobrecargan más aún nuestro trabajo. Además, exigimos una convocatoria inminente de la Mesa Técnica para la Reordenación de las Urgencias Extrahospitalarias que establezca un nuevo marco laboral en la que estemos presentes los profesionales, pues un modelo que funcione y que tenga vocación de futuro debe contar con su participación activa.