Junio, un mes trágico para la provincia de Málaga por la siniestralidad laboral
PRL | Accidente laboral Estepona
27 de Junio de 2017

Miembros de la unión provincial de CSIF Málaga han guardado este martes un minuto de silencio a las puertas de la sede del sindicato por la muerte de un trabajador de 25 años, jardinero en una urbanización de Estepona, este lunes en un accidente laboral. CSIF subraya que esta última víctima, que podría haber fallecido como consecuencia de un golpe de calor, es la tercera en lo que va de mes en Málaga, haciendo de este junio un mes trágico para la provincia por la siniestralidad laboral.

CSIF recuerda que en lo que va de año se han producido trece accidentes laborales mortales en la provincia de Málaga, tres de ellos en junio. A este último accidente laboral mortal en Estepona, hay que sumar los registrados el pasado día 5 de junio, por el que un trabajador de 39 años falleció electrocutado mientras realizaba trabajos de jardinería en un chalé de Benajarafe; y el registrado el pasado jueves, 22 de junio, por el que un trabajador falleció a los 51 años tras precipitarse de una grúa escalera en Málaga capital.

CSIF denuncia que las cifras de accidentes laborales mortales en la provincia de Málaga van en aumento desde 2014, cuando se registraron 14 accidentes laborales mortales. En 2015 fueron 17 los trabajadores fallecidos en su puesto de trabajo, y 19 en 2016. Este año, en menos de seis meses ya son 13 las víctimas mortales en la provincia, unos datos que para CSIF están estrechamente relacionados con la falta de medios y de control del cumplimiento de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales por parte de las administraciones.

CSIF denuncia la ausencia de control del cumplimiento material y no sólo formal por parte de las empresas de las medidas de seguridad y salud necesarias en el puesto de trabajo. Además, a esta ineficacia de la normativa se suma el incremento exponencial de la precariedad en el empleo en los últimos años, con condiciones laborales que llegan a rozar la esclavitud en determinado sectores.

CSIF recuerda que las frías cifras de accidentes mortales son un reflejo de la precariedad laboral, contratos temporales, trabajadores con escasa o nula formación en materia de Seguridad y Salud y los incumplimientos en materia de seguridad laboral por parte de empresas. CSIF reclama que por parte de la Administración se adopten las medidas necesarias para un estricto control del cumplimiento por parte de los empresarios de las medidas de Seguridad y Salud, así como para promover la estabilidad laboral y dotar de una mayor protección a los trabajadores.