CSIF insta a la Junta a extender las unidades de radioterapia a todas las áreas de salud de la Comunidad y denuncia su privatización
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) insta al Gobierno de Castilla y León a implantar los servicios de oncología radioterápica de Sacyl en todas las provincias y áreas de salud de la Comunidad, y denuncia su progresiva privatización. Así lo ha señalado el presidente de CSIF Castilla y León, Benjamín Castro, que ha visitado esta mañana León y se ha reunido con el Consejo provincial de CSIF.
04 de Mayo de 2021

CSIF rechaza la posibilidad de que se externalice o privatice el servicio de radioterapia en El Bierzo, que ya ha insinuado la Junta, a través de una clínica privada; y lamenta que, en este momento, solo 5 de las 11 áreas de salud de la Comunidad cuenten con unidades de radioterapia para enfermos oncológicos, con un total de nueve aceleradores lineales. Hay dos en cada uno de los hospitales de Burgos (HUBU), León (Hospital Universitario), Salamanca (Hospital Universitario) y el Hospital Clínico Universitario de Valladolid; y otra más en el hospital Virgen de la Concha de Zamora.

Por tanto, los numerosos pacientes oncologicos que pertenecen a las zonas de los centros hospitalarios de Ávila, Miranda de Ebro, Aranda de Duero, El Bierzo, Palencia, Segovia, Soria, Medina del Campo, y Río Hortega (Valladolid) carecen de una unidad de radioterapia.

“Esto genera importantes gastos familiares, derivados de los traslados (a veces a provincias fuera de la Comunidad), la manutención o el alojamiento, que no son suficientemente compensados por las ayudas de la Junta; por no hablar de los problemas de conciliación laboral y familiar que provocan”, remarca CSIF.

Asimismo, hace hincapié en las malas condiciones en las que el paciente regresa a casa, muchas veces, como consecuencia de la aplicación del tratamiento: “una incomodidad y sufrimiento que se alarga durante el viaje”.

El sindicato independiente insiste en que la aplicación de la radioterapia es un tratamiento imprescindible, en muchos casos, para los enfermos oncológicos, “que se debe ofrecer lo más cerca posible de la residencia y de la familia”. Esta organización sindical asegura ser consciente del problema de la dispersión y de la escasa población de Castilla y León, “pero la Junta y la Consejería de Sanidad tienen capacidad para encontrar soluciones, si tiene voluntad política real, para implantar estas unidades en todas las áreas de salud, para garantizar una buena calidad, y para que sean atendidas con el personal facultativo y técnico especializado suficiente y adecuado”.

En este sentido, valora positivamente el caso de Ávila, donde se está construyendo una unidad satélite para tratamientos menos complicados, ubicada en el hospital, que dependerá del hospital de Salamanca y, por tanto, de la sanidad pública. Una fórmula que sí apoya CSIF.

Esta organización sindical critica que el Gobierno regional niegue la inversión necesaria para que el sistema sanitario público de la Comunidad cree unidades de radioterapia, atendidos por empleados públicos, mientras avanza en la externalización del servicio con centros privados. Así va a pasar en Segovia, y la Junta ya insinúa que ocurrirá la mismo en El Bierzo, una posibilidad que rechaza CSIF, “porque supone un paso más en el desmantelamiento de la sanidad pública”

“Si un centro privado invierte para ofrecer ese servicio de radioterapia, porque es rentable, ¿no va a poder dar ese servicio esencial y básico, como es su deber, la sanidad pública de Castilla y León? No se entiende”, se pregunta CSIF, al tiempo que alerta de que “la Junta está privatizando la oncología de SACYL. Asignan presupuestos ridículos, con el fin de ganar tiempo y ‘torear’ a la opinión pública, para supuestamente crear unidades de radiología oncológica que, después, no se llevan a cabo y acaban privatizando el tratamiento.”

Sacyl apenas cuenta con 73 oncólogos médicos, 28 radioncólogos, 29 radiofísicos y 74 técnicos superiores en radioterapia. “Un número de profesionales claramente insuficiente para cubrir las necesidades de la Comunidad”, advierte CSIF. En las cinco provincias donde hay unidad de radioterapia, los equipos los conforman 36 profesionales en Burgos, 30 en León, 46 en Salamanca, 41 en El Clínico de Valladolid y 17 en Zamora.

En el hospital de Medina del Campo no hay ningún oncólogo médico, y ni siquiera servicio de oncología. En los centros de Miranda de Ebro y Aranda de Duero hay dos oncólogos médicos; en Segovia, Soria y El Bierzo hay cuatro, aunque en este último caso están de baja y acuden los facultativos desde León; en el complejo asistencial de Ávila hay cinco oncólogos; en Palencia, cuatro; y en el hospital Río Hortega de Valladolid, siete.