CSIF reclama una auditoría externa sobre los últimos 10 años de gestión en la DGT
El sindicato valora la salida de la directora general pero reclama la intervención de la Fiscalía para determinar responsabilidades sobre el mal uso de fondos públicos
22 de Julio de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en la Administración General del Estado, valoró la dimisión de la responsable de la Dirección General de Tráfico, María Seguí, tras la investigación sobre supuestas irregularidades en adjudicaciones con cargo a fondos públicos.

No obstante, como consecuencia de la gravedad de los hechos que han motivado la salida de Seguí, CSIF considera que la Fiscalía Anticorrupción debe actuar de oficio para determinar las responsabilidades en este asunto que afecta a la gestión y la imagen de un organismo público, donde debe primar la legalidad, la transparencia y el rendimiento de cuentas a los ciudadanos.

En este sentido y desde la vocación de defensa de lo público que caracteriza a nuestro sindicato, CSIF aboga por que la DGT asuma mecanismos de transparencia e inspección sobre los servicios prestados por empresas externas; y el aumento de las plantillas de los examinadores para favorecer un correcto servicio a los ciudadanos.