CSI-F achaca el aumento de la lista de espera en el Hospital El Bierzo a una mala gestión
17 de Abril de 2016

CSI-F achaca el aumento de la lista de espera en el Hospital El Bierzo a una mala gestión de los recursos humanos y materiales llevadas a cabo por la Consejería de Sanidad

Tras los malos datos facilitados por la Consejería de Sanidad en el día de ayer, en los cuales sitúan en el primer trimestre del presente año al Hospital El Bierzo nuevamente a la cabeza de todos los hospitales de la comunidad en cuanto al aumento porcentual tanto de pacientes en la lista de espera como del tiempo medio de espera para operarse, y las desafortunadas declaraciones del Sr. Consejero de Sanidad tratando de justificar este aumento de lista de espera por la dificultad para encontrar profesionales que sustituyan los permisos reglamentarios de los trabajadores de nuestros hospitales a los que legalmente tienen derecho,

Desde CSI·F lamentamos que el Consejero de Sanidad trate de justificar este aumento de lista de espera buscando “cabezas de turco”, y no asumiendo la responsabilidad de la Consejería de Sanidad y de sus cargos directivos a la hora de dotar a nuestros hospitales de los recursos humanos y materiales adecuados y necesarios que garanticen una calidad asistencial óptima a la que tienen derecho los ciudadanos tanto de nuestra comarca como del resto de la comunidad.

Asimismo, ni entendemos ni compartimos las declaraciones del Sr. Consejero de Sanidad anunciando ayer que tratarán de paliar esta situación desviando 600.000 € de las arcas públicas a contratos con clínicas privadas, sin antes tratar de buscar una solución a este problema, como podía ser la búsqueda de fórmulas que facilitasen la contratación de más profesionales para dotar a la plantilla de nuestro hospital de los recursos humanos necesarios que permitan la disminución tanto de las listas de espera como del tiempo medio de espera, y la apertura de forma permanente de las 36 camas que permanecen cerradas habitualmente para el ingreso de pacientes derivados de estas listas de espera cuyo problema de salud requiera ingreso hospitalario o la disminución de la presión asistencial que puntualmente se genera en el servicio de urgencias.

Para CSI·F este desvío de fondos públicos a clínicas privadas es fruto del fracaso de la política de recortes en materia de recursos humanos y materiales, como es la práctica habitual de la disminución en la contratación de nuevos profesionales para la cobertura de todo tipo de ausencias del personal de plantilla y el cierre de camas hospitalarias, impuesta por la Consejería de sanidad desde hace años que están dando lugar a los problemas que está sufriendo nuestra sanidad y que ahora dicha consejería pretende solventar con la contratación de servicios en clínicas privadas.

El tiempo nos da la razón cuando hace dos meses CSI·F instó a la Dirección médica del hospital, como responsable máxima entonces del mismo, a la apertura de las 36 camas cerradas para paliar la presión asistencial del servicio de urgencias y contribuir a la reducción de las listas de espera, y la dirección médica acusó entonces a CSI·F de alarmismo y oportunismo, y ahora para solventar un grave problema en la sanidad de nuestra comarca se pretende desviar una cantidad importante de fondos públicos a empresas privadas por falta de profesionales y a pesar de tener 36 camas cerradas en nuestro hospital.

Sr. Consejero: nuevamente desde CSI·F le manifestamos nuestro más absoluto rechazo a su gestión al frente de la Consejería de Sanidad y a la política de recortes en materia sanitaria que, bajo nuestro punto de vista, afecta negativamente tanto a los profesionales sanitarios de nuestro centros públicos como a los usuarios de nuestra sanidad. Como prueba de ello los datos del primer trimestre de este año que desde la propia Consejería de Sanidad se han hecho públicos, y que suponen un aumento significativo respecto a los datos del último trimestre de 2015, tanto de pacientes en lista de espera como de tiempo medio de espera para operarse, datos que posiblemente sean superiores a los facilitados por la propia consejería.