CSI-F reclama más participación de los agentes medioambientales y forestales en la investigación de incendios y otros delitos de medio ambiente
22 de Septiembre de 2014

Setenta agentes medioambientales y forestales de Castilla y León participan en un curso online sobre actuaciones en materia de Policía Judicial, organizado por CSI-F. El objetivo es formarlos en la investigación y elaboración de atestados sobre delitos de medio ambiente, como los incendios forestales. Se trata de unas competencias reconocidas a estos profesionales desde hace décadas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, pero que se están desaprovechando. El sindicato independiente considera que estos agentes medioambientales y forestales podrían colaborar mucho más con el ámbito judicial, que se queja de falta de personal, simpre en coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. La realidad es que los juzgados archivan la mayoría de los procesos sobre incendios forestales, remarca CSI-F; y que en Castilla y León, durante el año 2013, la memoria anual de la Fiscalía General del Estado sólo recoge seis sentencias sobre esclarecimiento de esos incendios, a pesar de que se iniciaran 184 diligencias previas. Nueve de cada diez incendios forestales no llegan a juicio, recuerda CSI-F, a pesar de saber que, en un elevado número de estos incidentes, detrás está la mano del hombre.

Este curso online ‘Actuación de los agentes medioambientales y forestales en materia de Policía Judicial’, y otros que CSI-F “ha organizado y organizará para propiciar una formación continua a estos profesionales, se presentan como una oportunidad y una voluntad firme de colaboración, que la administración debe considerar, reforzando aún más esa formación, y poniéndola en valor en el trabajo del día a día”, señala el sindicato independiente. Además, destaca “la gran demanda de los agentes medioambientales y forestales en este tipo de formación, funcionarios de carrera con las atribuciones legales necesarias para el esclarecimiento de los delitos ambientales, como son los incendios forestales”. La Ley de Enjuiciamiento Criminal y La Ley de Montes Estatal otorga a estos agentes la condición de policía judicial genérica, y por lo tanto la capacidad de esclarecer la comisión de delitos en materia de medio ambiente.

Analizando la memoria anual de 2013 de la Fiscalía General del Estado, en Castilla y León los juzgados archivan la mayoría de los procesos abiertos por incendios forestales, al no encontrar al posible autor. Sólo se recogen seis sentencias por este hecho delictivo durante el pasado año, a pesar de que se iniciaron 184 diligencias previas, lo que refleja que nueve de cada diez no llegan a juicio, explica la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F).

Los incendios forestales generan un número considerable de asuntos en los juzgados de la Comunidad, una de las autonomías con mayor masa forestal de España. Sin embargo, el Ministerio Fiscal ha constatado que la gran mayoría termina en auto de archivo por falta de autor conocido, aunque en casi todos esté detrás la mano del hombre. Una consecuencia directa de ello es el escaso número de fallos judiciales que se registra en Castilla y León, dice CSI-F.

En los últimos años, se han identificado a unos 2.000 incendiarios en la Comunidad, sólo 353 en 2011. Por provincias, León y Zamora encabezan el número de diligencias previas incoadas por incendios forestales durante 2013 en la Comunidad con 39 y 37, respectivamente. Le siguen Salamanca con 24, Ávila y Soria con 21, Burgos con 16, Segovia y Valladolid con 9 y Palencia con 8. Además, la Fiscalía contabilizó el pasado año dos sentencias por este delito en Zamora y una en Ávila, Burgos, Segovia y Valladolid. El descenso de procedimientos de 2012 a 2013 fue generalizado en todas las provincias, excepto en Soria, donde aumentaron un 16,67%.

Por esta situación, y por la gran demanda existente por parte de los agentes medioambientales y forestales, CSI-F ha organizado el curso formativo on-line ‘Actuación de los agentes medioambientales y forestales en materia de Policía Judicial’, que comenzó el pasado día 9 y continuará hasta el primero de diciembre. La iniciativa está encaminada a la formación profesional de estos funcionarios, “y con el ánimo de favorecer un cambio significativo de las cifras presentadas por la Fiscalía, y de apoyar la prevención de incendios forestales, que está sufriendo un significativo recorte de recursos”, apunta el sindicato independiente.

CSI-F recuerda a los políticos y a la opinión pública, que “por mucho que se aumenten las penas por incendio forestal, si no hay medios para investigarlos, y por lo tanto no se llega al presunto culpable, no se darán los pasos en la buena dirección, es decir, combatir la lacra que suponen los incendios forestales. Ya se han perdido demasiadas vidas en la extinción de incendios forestales”.

El curso online explica la importancia de que los agentes medioambientales sean considerados oficialmente parte del ‘concepto’ de Policía Judicial. Asimismo, se tratan cuestiones como la intervención en el procedimiento judicial; la identificación y las consecuencias a la desobediencia a los agentes medioambientales; los protocolos de detención; la redacción de atestados; o la investigación de los incendios forestales.