LA PRECARIA REALIDAD DEL OPERATIVO DE EXTINCIÓN DE INCENDIOS DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEON
21 de Mayo de 2014


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSI·F, Sector de Administración General de Castilla y León, denuncia la precaria situación del operativo de extinción desde que la Consejería de Fomento “absorbió” al personal de Medio Ambiente.



El colectivo de Técnicos (Ingenieros Forestales y de Montes), Agentes Medioambientales, y Celadores de Medio Ambiente, que dirigen la extinción de incendios forestales están en disposición, como siempre, de ejercer las funciones encomendadas por el INFOCAL (Plan de emergencias por incendios forestales de Castilla y León), si bien, debido a la precariedad existente en el Operativo, ven muy difícil afrontar, con un mínimo de seguridad y operatividad, los cometidos asignados, suponiendo una gran desmotivación y generando estrés y ansiedad. Hay que recordar que el 40% de los incendios se producen fuera de la campaña estival,cuando no hay apenas medios de extinción trabajando.

Los recortes más perjudiciales ejecutados desde la “absorción” se podrían resumir en los siguientes:

  • Las Cuadrillas de tierra de prevención y extinción licitadas se reducen en aproximadamente un 75% de los jornales, antes trabajaban 11 meses y la formaban 8 combatientes, ahora la tendencia es 3 meses (verano) y con 7 combatientes. Se trata del personal que extingue los incendios.
  • Cuadrillas helitransportadas de prevención y extinción se reducen en aproximadamente un 50% de los jornales, encontrándonos situaciones “inoperativas” de helicópteros operativos pero sin su cuadrilla, que realmente es la que apague el incendio incipiente. El medio aéreo es muy difícil que extinga el incendio por si mismo.
  • Retenes de buldócer aproximadamente se reducen un 50%, además de trabajo efectivo que antes realizaban limpiando cortafuegos y se ha dejado de destinar dinero para esta labor.

En las licitaciones que se realizan en la actualidad por la Consejería tiene un peso demasiado importante la parte económica, llegando a admitir bajas del 40 - 50% por lo que llevar a cabo los contratos con un mínimo beneficio para los contratantes se torna casi imposible, limitándose al mantenimiento de la infraestructura de personal y medios y evitando la quiebra de las empresas forestales.





Para completar el panorama:

  • La dirección del Operativo se apoya en su mayoría en Técnicos con contratos laborales temporales, sujetos a prórrogas que dependen de la coyuntura económica y de criterios más políticos que técnicos.
  • De facto, el Operativo de incendios forestales basa su eficacia en esperar a que llueva para que no se produzcan incendios o para que estos puedan extinguirse.
  • Los medios humanos básicos del Operativo son trabajadores fijos discontinuos de la JCYL cuyos contratos cubren sólo entre 3 y 9 meses el año, personal de camiones motobomba, puntos de vigilancia y Escuchas del CPM; debiendo desarrollar la adivinación para poder distribuir sus prestaciones temporales durante las épocas que se suponen de mayor riesgo. Además de asumir inoperatividades del orden del 20%, estando obligados al disfrute de sus permisos y vacaciones dentro de sus periodos de llamamiento.
  • Los medios y recursos con que cuenta el Operativo no tienen relevos para dar descansos a las dotaciones, siendo frecuentes las extralimitaciones en las jornadas laborales.
  • Falta de reconocimiento profesional y social de la labor desempeñada.

Así mismo, para los Técnicos no siempre se garantiza un periodo continuado de descanso de 48 horas entre dos periodos de guardias que establece el DECRETO 89/2004, de 29 de julio, por el que se establece el Operativo de lucha contra incendios forestales de Castilla y León y se regula el sistema de guardias, llegando, en ocasiones a trabajar 21 días seguidos.

Por otra parte, desde 2011 se han recortado las cuantías retributivas de las guardias de incendios de todos los colectivos hasta en un 24%, cuando el nivel de responsabilidad aumenta proporcionalmente a la disminución de medios y ya existe sentencia del TSJCYL que reconoce como improcedente reducir más de un 4 % estos conceptos retributivos, por lo que CSI·F, una vez agotados todos los intentos de negociación, está estudiando la posibilidad de recurrir la “ORDEN FYM/375/2014, de 9 de mayo, por la que se determina el riesgo potencial, el número y cuantía retributiva de las guardias…” publicada recientemente.

Como remarcamos al principio, sí, hasta que se inicie la campaña contra incendios ….”existe una preventiva que atiende todos los incidentes”, como ha comentado recientemente el Consejero. La profesionalidad de los Empleados Públicos está por encima de todo, pero necesitan los medios para ello.

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/trabajo-cuadrillas-tierra-pasa-once-meses-ano-solo-tres_891287.html

http://ileon.com/actualidad/040291/ingenieros-forestales-denuncian-la-inseguridad-del-operativo-de-extincion-de-incendios-de-la-junta