CSIF no comparte el injustificado optimismo del consejero de Educación
• CSIF vigilará para que las promesas del señor Uruñuela se conviertan en realidad y no dudará en llevar a los tribunales algunas de sus medidas como la eliminación de la reducción horaria durante el verano
21 de Octubre de 2021

LOGROÑO, jueves 21 de octubre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, no comparte el injustificado optimismo mostrado ayer ante los medios de comunicación por el consejero de Educación. Para este sindicato, el señor Uruñuela vive muy alejado de las aulas y de la realidad de la educación pública riojana. Su gestión ha consistido en seguir las restricciones del Ministerio, manteniendo las ratios precovid y despidiendo al personal de refuerzo, el resto es “humo” y promesas de dudoso cumplimiento.

En este sentido, CSIF no puede conceder ni las más mínima credibilidad a las recientes declaraciones del consejero de Educación en las que se vanagloria de un mayor presupuesto en Formación Profesional, mejoras en las condiciones de la escuela rural, disminución de las ratios en Infantil, o la reducción horaria en Infantil y Primaria, entre otras “proezas”, si se nos permite la ironía.

Desde este sindicato, no compartimos esa realidad inventada por el señor Pedro Uruñuela, cuya visión idealizada dista mucho de los auténticos problemas que sufren a diario los docentes riojanos. Si exceptuamos sus promesas incumplidas y lo que suponemos que son buenas intenciones, hasta el momento su gestión ha consistido en seguir al dictado lo que le han marcado desde el Ministerio de Educación. Es decir, ha aplicado con rigor las restricciones más estrictas para la educación pública riojana.

Cuando anuncia un mayor presupuesto en Formación Profesional, lo cierto es que dicho aumento no se traduce en una ampliación de las plantillas de docentes, ya que este curso tenemos menos profesores que el año pasado.

En cuanto a las mejoras de los CRA (centros rurales agrupados), en la mesa sectorial se nos comentó que nos remitirían un documento elaborado por el Consejo Escolar de La Rioja. Al igual que ha ocurrido con otros muchos documentos, todavía estamos a la espera de que se nos facilite el mismo, para saber cuales son las mejoras reales para estos centros y su personal.

A este respecto, desde el pasado mes de marzo, CSIF ha venido solicitando una mesa técnica para abordar una batería de propuestas por parte de este sindicato para este colectivo que, aparte de las promesas del señor consejero, continúa abandonado por la Administración. CSIF quiere negociar sus propuestas cuanto antes para que se puedan aplicar el próximo curso escolar sin más dilación.

Por otra parte, CSIF exige a la Consejería que incremente sustancialmente el profesorado de apoyo en Infantil y Primaria, si realmente quiere que la reducción de una hora lectiva en estas etapas educativas sea efectiva, mucho más necesario si como se anuncia la reducción para el curso 2022/2023 ha de ser de dos horas. Ahora mismo, lo que sucede es que estas horas se están cubriendo por otros compañeros del centro.

CSIF entiende que para que se incremente sustancialmente el número de maestros en Infantil y Primaria sería necesario modificar el criterio de modificación de plantillas de los centros no universitarios.

CSIF ya mostró su oposición a la decisión unilateral de la Administración de eliminar la reducción horaria durante los meses de junio y septiembre. Esto sí fue una realidad que se efectuó sin consultar a los sindicatos, algo que contrasta con las palabras del señor consejero. En este sentido, CSIF ha lanzado una campaña de recogida de firmas en contra de este monumental despropósito. Ante la buena acogida que ha tenido en los claustros de los centros educativos de La Rioja, este sindicato va a llevar esta demanda ante los tribunales de justicia para que los docentes riojanos recuperen un derecho que ya tenían reconocido.

Las decisiones que perjudican al profesorado y a la calidad de la enseñanza pública se toman de la noche a la mañana y sin consultar con nadie, las mejoras son promesas para más tarde.

En cuanto a la disminución de la ratio en Educación Infantil, con 20 alumnos por aula, CSIF solicita que esta ratio no se quede solo en este ciclo y se aplique progresivamente, año tras año, hasta llegar al último curso de Primaria.

Por todos estos motivos, entre otros, desde el sindicato CSIF no podemos compartir el entusiasmo mostrado recientemente por el consejero de Educación y le instamos a que inicie de una vez y de forma seria y sensata la negociación de todos estos temas.

De cualquier modo, CSIF permanecerá vigilante, como siempre ha hecho, para que las mejoras anunciadas no se queden en papel mojado y, de verdad, sean efectivas y sirvan para mejorar las condiciones laborales de los docentes riojanos y, por tanto, la calidad de nuestra educación pública.