CSIF asegura que los Centros de Salud de La Rioja no han estado cerrados, en contra de la opinión de los responsables políticos
• CSIF exige respeto y reconocimiento para unos profesionales que lo han dado todo frente a la crisis del coronavirus

• Este sindicato pide a los políticos que dejen de utilizar la profesión sanitaria para sus fines partidistas, que no parasiten la sanidad porque esto ha traído grandes perjuicios para la investigación y la medicina
06 de Septiembre de 2021

LOGROÑO, lunes, 6 de septiembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato con gran representación en el sector sanitario, sale al paso de las recientes declaraciones de la presidenta Andreu y ciertos parlamentarios para aclarar que los Centros de Salud de La Rioja no han estado cerrados como se puede desprender e interpretar de dichas afirmaciones ante los medios informativos de nuestra región.

En este sentido y en defensa de todos los profesionales sanitarios, CSIF cree que es necesario poner énfasis en el gran esfuerzo que tanto médicos como enfermeras, TCAEs, celadores y auxiliares administrativos han realizado durante este año y medio largo de pandemia.

Todos estos profesionales han realizado un esfuerzo doble, atendiendo agendas telefónicas, filtrando y después atendiendo agendas presenciales tanto en los Centros de Salud como en los domicilios.

En necesario recordar que estos profesionales inicialmente no disponían de equipos de protección individual adecuados (EPI) ni otras medidas mínimas de protección ante una enfermedad infecciosa desconocida y mortal. Los profesionales que han enfermado en La Rioja superan los 800, algunos con secuelas permanentes.

Por otra parte, subrayar también que en la Rioja el esfuerzo ha sido mayor porque, debido a la nefasta política de recursos humanos que nuestros políticos han realizado en el ámbito sanitario durante los últimos años, los profesionales de La Rioja ya trabajaban al 130 % en condiciones pre pandemia por escasez de personal. Esfuerzo y riesgo que ha sido mayor todavía en este último año y medio.

En otras comunidades afrontaron la pandemia en mejores condiciones porque disponían de una mejor dotación de personal en todos los ámbitos. En estas comunidades los trabajadores de la sanidad pública también han debido realizar un sobreesfuerzo, pero en muchas de ellas han sabido recompensarlo y los profesionales han percibido gratificaciones económicas y otros incentivos, que los trabajadores sanitarios riojanos no han visto en ningún momento.

Una injusta situación que CSIF no ha dejado de reclamar en todo momento. La respuesta de la Administración siempre es que “no hay dinero”. Es decir, “no hay dinero” para reconocer el esfuerzo de los sanitarios, pero sí lo hay para nuestros políticos y aláteres, por ejemplo profesionalizar el parlamento.

Una vez más, desde CSIF, queremos reconocer el trabajo y la dedicación de los profesionales sanitarios en La Rioja, agradecer su esfuerzo y mostrarles nuestro apoyo incondicional.

A los políticos les pedimos que no utilicen la profesión sanitaria para sus fines partidistas. Hace años que parasitan la sanidad y esto ha traído grandes perjuicios para la investigación y la medicina, debilidades, que nuestro país ha puesto en evidencia en esta pandemia. A pesar de ello los profesionales han respondido y la población también, por esto los políticos presumen de tasa de vacunación.

Es necesario y urgente que nuestros políticos destinen más presupuesto a lo realmente importante y que después “se quiten del medio”, porque los profesionales ya saben hacer su trabajo, tanto en la medicina de investigación como en la de atención a los pacientes.