La bajada del paro se sostiene sobre indicadores de precariedad asentados en el mercado laboral de la región
DATOS DEL PARO

• La contratación temporal sube 2,8 puntos y la Seguridad Social pierde 765 cotizantes en La Rioja
• A pesar del importante descenso interanual sólo se han firmado 138 contratos indefinidos más respecto a agosto de 2020
02 de Septiembre de 2021

LOGROÑO, jueves, 2 de septiembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, celebra la bajada del número de desempleados en 624 personas en el mes de agosto, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Sin embargo, este descenso, también importante a nivel interanual con 1.483 parados menos, se traduce sólo en términos cuantitativos, ya que la calidad del trabajo sigue radicado en la precariedad: la contratación temporal se situó en 2,8 puntos porcentuales más que en el mes de julio. En términos absolutos y en relación al mes anterior, durante el pasado mes de agosto, los contratos indefinidos bajaron en 168, mientras que los temporales aumentaron en 338.

Entre otros indicadores negativos, el paro femenino representa el 60,7% del total de desempleados; el menor crecimiento de cotizantes a la Seguridad Social (3,3%) con respecto al resto del país (4,1%) 138; los diferentes ritmos de creación de empleo y la estacionalidad de determinados sectores productivos, lo que provoca un mercado laboral inestable.

Para CSIF, la bajada de parados no puede sostenerse a largo plazo en contratos eventuales y temporales, en muchos casos incluso de días y horas; la prioridad pasa por crear empleo de calidad. No en vano, bajo las fluctuaciones del número de desempleados subyace un mercado laboral precario, con un difícil acceso a trabajos estables. Es muy significativo que a pesar de la importante bajada interanual sólo se hayan firmado 138 contratos indefinidos más respecto a agosto de 2020.

En este mismo sentido, durante el pasado mes de agosto, los contratos indefinidos firmados en La Rioja sólo representaban el 6% del total, mientras los temporales alcanzaban al 94 por ciento restante.

Esta misma situación también se reproduce en las administraciones públicas riojanas donde el número de funcionarios de carrera ha ido disminuyendo sistemáticamente mientras iba aumentando el número de funcionarios interinos en la misma proporción. Al igual que sucedía entre el personal laboral donde la temporalidad ha aumentado del 35 al 46 por ciento en apenas cuatro años.

Además, según datos del Instituto de Estadística de La Rioja, el número de contratos registrados por lugar de centro de trabajo en nuestra comunidad en agosto de 2021 ascendió a 13.009. En comparación con el mismo mes del año anterior, se produjo una variación del 17,4%. Mientras que en el conjunto nacional, este porcentaje se elevó al 25,8% interanual.

En cualquier caso, CSIF no comparte la euforia de la Administración regional sobre los datos del paro cuando en la región continúa habiendo 17.213 personas.

La Central Sindical reclama al Gobierno de Andreu que la inyección económica para políticas de empleo en La Rioja provenientes de los fondos europeos sirva para reducir unos indicadores de precariedad crónicos. CSIF considera que en ningún caso este montante económico debe ir dirigido a subvencionar a CCOO, UGT y FER, que han percibido millones de euros desde 2014 sin que se haya reducido la temporalidad en la región.