CSIF reprocha a la consejera de Salud que en dos años no haya tomado ninguna medida para atraer profesionales a La Rioja
La incertidumbre creada durante el mes de junio por la implantación del plan para la Atención Primaria ha espantado a los pocos profesionales que tenían la intención de venir a nuestra comunidad
09 de Julio de 2021

LOGROÑO, viernes 9 de julio de 2021 El pasado 1 de julio entraba en vigor el Plan para la atención continuada de Atención Primaria, que fue anunciado el 7 de junio y que quedó paralizado tras las protestas de toda la sociedad riojana. Después de más de un mes, los graves problemas que padece la sanidad pública riojana no hacen sino aumentar. El aumento de casos y contactos que se están registrando en La Rioja todavía no está teniendo repercusión importante en la ocupación hospitalaria, pero está incrementando la actividad asistencial en los centros de salud. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, señala a la consejera de Salud como la principal responsable de que durante su gestión y después de dos años no haya tomado ninguna medida para poder atraer profesionales de otras comunidades. Más bien ha sido todo lo contrario, la incertidumbre creada durante el mes de junio por la implantación del plan para la atención primaria ha espantado a los pocos que tenían la intención de acercarse a La Rioja. A día de hoy, CSIF no tiene la certeza de si existe una gerencia de Atención Primaria a pleno rendimiento, tras el anuncio de dimisiones de sus miembros, que no aceptó la consejera. Los profesionales de atención primaria se encuentran desconcertados. En esta situación, la consejera de Salud, durante la estéril rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana, anunciaba cambios para este verano, en la línea que lleva desde hace años: anunciar planes que nunca llegan y cuando parchea los problemas con medidas parciales, lo hace sin hablar, negociar y consensuar con aquellos que mejor conocen los problemas reales que son los trabajadores que luchan todos los días por dar a los riojanos una sanidad de calidad, y que nuestros políticos son incapaces de facilitar. CSIF exige a nuestros políticos que mejoren de una vez las condiciones laborales y retributivas de los trabajadores del SERIS para que los escasos profesionales que permanecen en nuestra sanidad pública no tengan que emigrar a las comunidades vecinas en busca de un trabajo digno y bien retribuido. Todo lo demás serán medidas inútiles. Si la intención de la Consejera es que la atención primaria desaparezca va por el buen camino.